Se hizo pasar por una enfermera para robar bebés en Valencia

Vestida de enfermera o al menos eso es lo que quería aparentar cuando entró en la habitación del hospital de Valencia para robar un bebé. Se suponía que debía llevarlo para practicarle una prueba clínica. El padre del bebé sospechó de la presunta sanitaria y le preguntó detalles sobre la supuesta prueba, contestando incoherentemente. El hombre arrebató rápidamente a su hijo de los brazos de esta mujer, quien huyó de la habitación.

Inmediatamente, el padre comunicó el hecho al personal del centro hospitalario. Los vigilantes interceptaron a la mujer horas después a la salida de un baño. Vestía una bata sanitaria de un centro hospitalario de Murcia. Una pista que permitió a los agentes comprobar que esta mujer estaba siendo también buscada por la Policía en Cartagena al haber intentado sustraer otros bebés en un hospital de esa localidad ese mismo día.

Durante las investigaciones, los policías averiguaron que, tras salir precipitadamente de la habitación donde trató de llevarse al bebé, lejos de persistir en sus intenciones de robar un bebé se introdujo en dos habitaciones más. Pero erró en sus intenciones ya que en un caso se se trataba de una mujer que todavía no había dado a luz y en el otro fue expulsada de la sala por los presentes.

Tras las investigaciones pertinentes, los agentes comprobaron que esa misma mañana la mujer había intentado sustraer otros dos bebés en un hospital de Cartagena (Murcia), con la excusa de realizarles una prueba médica. Los padres, en esta ocasión, dudaron al instante al haber sido ya realizada esa prueba a sus hijos previamente.