Frontex y la OTAN acuerdan maximizar la lucha contra las mafias

La OTAN y FRONTEX, la agencia europea para coordinar el control de las fronteras externas, han llegado a un acuerdo este domingo sobre “las modalidades” a nivel operativo y táctico para cooperar contra el tráfico ilegal y las redes criminales que trafican con inmigrantes y refugiados en el mar Egeo.

“La decisión de la OTAN de asistir a llevar a cabo reconocimiento, monitoreo y vigilancia de los pasos ilegales en el mar Egeo es una contribución importante a los esfuerzos internacionales para atajar la inmigración irregular y el contrabando” en el contexto de la crisis de refugiados, han celebrado en un comunicado conjunto la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, y el comisario de Inmimgración, Dimitris Avramopoulos.

Ambos han confirmado que el acuerdo “maximizará la eficacia, garantizará la consistencia y complementariedad con la operación de Frontex ‘Intervención Rápida Poseidón” en la zona y los esfuerzos de las actividades de apoyo de la OTAN”.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha recordado que buques de la OTAN -cuatro– ya se encuentran en la zona recogiendo información y realizando actividades de monitoreo en el mar Egeo, que se desplegaron apenas 48 horas después de que los ministros de Defensa aliados acordaron el 11 de febrero prestar asistencia a petición de Alemania, Turquía y Grecia.

 

OTAN y Frontex intercambiaran oficiales para actuar en tiempo real

 

“Su actividad será ampliada ahora también a las aguas territoriales de Grecia y Turquía”, ha explicado el exprimer ministro noruego, que ha asegurado que la zona de actividad se ha definido y se realizarán “en coordinación y consulta” tanto con Grecia y Turquía. Ello es reflejo de las disputas territoriales que mantienen en la zona. Ankara se ha comprometido a acoger a todas las personas rescatadas por la OTAN en aguas territoriales turcas.

“La OTAN y Frontex podrán intercambiar oficiales de enlace y compartir información en tiempo real, para permitir a Frontex, así como a Turquía actuar en tiempo real”, ha explicado Stoltenberg.

El secretario general de la Alianza Atlántica ha reiterado que “el objetivo del despliegue de la OTAN no es parar o devolver a los barcos de inmigrantes, sino ayudar a nuestros aliados, Grecia y Turquía, así como a la Unión Europea, en sus esfuerzos para hacer frente al tráfico humano y atajar las redes criminales que están alentando esta crisis”.

Ambas partes han subrayado el “ejemplo” y “relevancia” de la cooperación entre ambas organizaciones -obstaculizadas en gran medida por el conflicto turco-chipriota– que representa el acuerdo. “Celebro el hecho de que hayamos podido finalizar estos acuerdos en un plazo de tiempo tan corto. El tiempo apremia y la cooperación es clave”, ha dicho Stoltenberg.

Mogherini y Avramopoulos han confiado en que “los esfuerzos conjuntos con la OTAN contribuirán a hacer frente a los muchos desafíos que plantea la actual crisis de inmigración y a reducir los peligros en los que caen muchas personas afectadas por ella”.