Atentado kurdo en la frontera de Turquía con Siria. Dos policías muertos

Un coche bomba explosionó frente a una comisaría de policía en Nusaybin, el sureste de Turquía junto a la frontera con Siria. Dos agentes han muerto y al menos, 35 personas han resultado heridas. Las autoridades turcas señalan como autores del atentado a los kurdos del PKK.

La mayoría de los heridos son policías o familiares de los agentes, según informó la oficina del gobernador en la provincia de Mardin, donde está Nusaybin. Cuatro de ellos estaban siendo operados aunque sus lesiones no eran graves.

La explosión provocó importantes daños en la residencia de los agentes y dejó un profundo cráter en la carretera, según mostraron imágenes publicadas por la agencia  Dogan.

El PKK, considerado una organización terrorista por Turquía y sus aliados, lucha por la independencia de la mayoría turca curda en el sureste del país.

El ataque de Nusaybin se produce en medio de un aumento de la violencia en el país.

El mes pasado, un auto suicida chocó contra autobuses que transportaban a personal militar matando a 29 personas en la capital del país, Ankara. Un grupo insurgente curdo afiliado al PKK se atribuyó la autoría del ataque.

El jueves, la policía de Estambul mató a dos mujeres del partido de extrema izquierda ilegalizado, el Ejército-Frente Revolucionario de Liberación Popular, o DHKP-C, que se refugiaron en un edificio tras disparar y lanzar una granada de mano a policías.

Unas 145 personas perdieron la vida desde julio en tres ataques suicidas que las autoridades atribuyen al grupo extremista Estado Islámico, entre ellas 12 turistas alemanes que fueron asesinados en el distrito histórico de Sultanahmet, en Estambul, el 12 de enero.