El resumen de la semana #En140Segundos

Acabar con…. el gobierno del PP, los bombardeos en Siria, la cárcel de Guantánamo, la crisis de refugiados…. Poner punto y final ha sido uno de los principales argumentos de la semana que acaba.

Rusia y Estados Unidos acuerdan un alto el fuego para dedicar todos sus esfuerzos a combatir al Daesh y a la versión siria de Al Qaeda. Un cese de las hostilidades que permitiría, por una parte, avanzar en las negociaciones para la paz que desarrolla la ONU en Ginebra y por otra, ceder la iniciativa a la coalición de países musulmanes liderada por Arabia Saudí para combatir a los terroristas islamistas.

Fue la guerra contra los talibanes en Afganistán la que hizo que se construyera en 2002 el Penal de Alta Seguridad de Guantánamo, la cárcel mas tenebrosa de Occidente. Más de 800 presos han pasado por sus celdas, sufriendo todo tipo de vejaciones, torturas y vulneración de sus derechos. Multitud de imágenes y denuncias ante los tribunales internacionales atestiguan el horror vivido por sus prisioneros.

Hasta en ocho ocasiones, Obama ha intentado cerrarla y otras tantas se ha topado con el muro de los republicanos. A la novena, Obama apela, en esta ocasión, a motivos de seguridad y económicos. El cierre de Guantánamo ahorrará 80 millones de dólares al año.

Los refugiados, también protagonistas de la semana

Las excavadoras destruirán el campo de refugiados de Calais, Hungría someterá a referéndum las medias aprobadas por la UE, los macedonios devuelven a Grecia a todos los que no sean iraquíes o sirios… y en Alemania, se convierten en el salvavidas de la economía.

Una economía impulsada por el gasto que las administraciones realizan para atender las necesidades de los refugiados. El sector privado apenas creció un 0,2% y las importaciones han descendido en un 1,7%. Ambos han dejado de ser el motor de la economía alemana que pasa ahora por la locomotora del consumo púbico. A pesar de ello, crece el sentimiento de xenofobia en el país. Las expectativas electorales de la ultraderecha se sitúan en el 12%.

Los iraníes pueden poner un punto y seguido a su acercamiento a Occidente. Para ello deberían votar a favor de los candidatos reformistas en las elecciones que eligen al Parlamento y la Asamblea de Expertos. A pesar de los resultados, Irán no es una democracia al uso, ya que cuenta con demasiados filtros, como el Consejo de Guardianes de la Constitución, que pueden vetar las leyes.

También incierto se pronostica el nuevo Gobierno irlandés. Las urnas pueden castigar al partido que ha superado la crisis económica. Las políticas de austeridad reflejan un crecimiento económico, pero a costa de aumentar en un 30% el nivel de pobreza en el país.

Una semana donde en España seguimos hablando del Gobierno. Pedro Sánchez alcanza un pacto con Ciudadanos, pero Podemos se levanta de la mesa de negociación. La aritmética apunta a que tendremos elecciones en junio.