El ADN permite arrestar tres años después a un presunto violador

Agentes de Policía Nacional han detenido a un hombre de 35 años como presunto autor de una violación que se produjo hace 3 años en la playa de Retamar en Almería. Los investigadores han conseguido llegar hasta él gracias a la huella genética tomada cuando se produjeron los hechos, que ha podido compararse con la muestra de AND tomada recientemente después de que cometiera otro delito.

El 24 de enero de 2013, una mujer de 45 años de edad se encontraba paseando por el Paseo Marítimo de Retamar dirección Torregarcía, en una zona pegada a la playa. Un individuo se dirigió hacia ella, la agarró por los brazos y la empujó hasta unos arbustos, donde la agredió sexualmente.

Delatado por la huella genética

Las muestras biológicas tomadas tras la agresión sexual no coincidieron con ninguna de las registradas en ese momento en las bases de datos policiales. A pesar de ello y partiendo del testimonio de la víctima, se inició una investigación para determinar la identidad del autor sin resultado.

Recientemente la incorporación de un nuevo perfil genético a la base de datos, coincidente con el del agresor sexual, ha permitido la localización y detención del presunto autor de la violación. Tras el arresto se ha comprobado además que el detenido conservaba el vehículo que utilizó para desplazarse hasta el lugar donde se cometieron los hechos, y cuyo color y modelo fueron identificados por la víctima.