La actualidad económica #En140Segundos

Por fin el rey ha encargado a alguien, en este caso Pedro Sánchez, que intente formar Gobierno. Es todavía un primer paso de muchos para tener un nuevo ejecutivo… Mientras, los agentes económicos siguen analizando el impacto que puede tener esta indefinición política.

Uno de los últimos es el presidente del BBVA, Francisco González, quien ha dicho que con una política económica consistente, España podría reducir el paro hasta el 9,7% en 4 años. Por su parte, la Confederación Española del Comercio apela a la responsabilidad de los partidos para formar pronto un Gobierno y disipar la incertidumbre tras conocer que la confianza del consumidor ha caído en enero. Sin embargo también hay quien se lo toma con más precaución como la escuela de negocios IESE, para la cual, el clima político no ha generado, por el momento, incertidumbre económica.

Pues hablando de la marcha de la economía, dos datos. El primero, que Bruselas prevé para España más crecimiento pero más déficit del previsto (del 4,8% el año pasado). Y el segundo, el paro de enero, que sube en más de 57.000 personas.

Si hace una semana hablábamos de cifras récord para cerrar 2015, la cuesta de enero se le ha atragantado al empleo por el fin de la temporada navideña. Enero ha cerrado con 57.247 desempleados más, la mayoría mujeres y trabajadores del sector servicios, y la cifra total es de 4.150.000 personas en el paro. Además, al hilo de estas cifras también hemos sabido que el gasto en prestaciones por desempleo bajó un 12,7% en diciembre y la cobertura cayó al 55,19%. Y, mientras, la Seguridad Social ha perdido más de 204.000 afiliados.

Y en el caso de las tarjetas black de Caja Madrid, también hay novedades. La Audiencia Nacional sentará en el banquillo a los expresidentes Miguel Blesa y Rodrigo Rato, y al resto de usuarios de las polémicas tarjetas. 

Según el auto judicial, existen indicios suficientes de administración desleal por parte de Blesa, Rato y Sánchez Barcoj, con el propósito de apropiarse contínua e indebidamente, del patrimonio de Caja Madrid y Bankia.  El sistema, prosigue el auto, era claramente opaco al establecer que los destinatarios no tenían que presentar justificación alguna sobre los gastos. Además, el 24 de febrero, Blesa también tendrá que declarar por los sobresueldos de Caja Madrid.