Encerrada en casa y alimentada desde el balcón

La Audiencia Provincial de Murcia ha confirmado la sentencia que condenó a una mujer a 18 meses de prisión por un delito contra la integridad moral. La acusada tenía encerrada a su madre, de 81 años, a la que alimentaba haciéndole llegar la comida que le preparaba su cuidadora a través de un balcón.
La sentencia ha anulado la pena de sesenta días de trabajos comunitarios que le fue impuesta por malos tratos. El Juzgado de lo Penal, declaró en marzo de 2015 que la acusada no podía echar de la vivienda a su madre, por ser esta la propietaria del piso.  Desde entonces, la hija, comenzó a ponerle trabas para obligarla a marcharse, impidiéndole la entrada y salida libremente.
El Juzgado también añade: «Se negó incluso a darle una copia de las llaves y llegó a impedir que entrara la señora que atendía a su madre , la cual tenía que preparar a esta la comida en su cercano domicilio y entregársela a través del balcón”.

Sin causar lesiones, la sentencia también añadía que llegó a coger del cuello y empujar a su madre.