Dos azafatas a puñetazo limpio, un aterrizaje imprevisto

Un avión de Delta Air Lines se vió obligado a aterrizar, porque dos de sus azafatas se pelaron a 37,000 pies de altura (11 kilómetros) según informa The Washington Post. La pelea, que se produjo el día 22 de enero, comenzó cuando las azafatas del vuelo comenzaron a discutir sobre “cuestiones de trabajo”, una discusión que terminó a puñetazos.

“Delta pide disculpas a aquellos clientes que estaban molestos tras el vuelo Los Ángeles a Minneapolis que hizo una parada no programada en Salt Lake City tras un altercado que involucra a dos asistentes de vuelo”, dijo el comunicado.

El capitán decidió aterrizar el Boeing 757 en el Aeropuerto Internacional de Salt Lake City. El avión,permaneció en tierra alrededor de una hora y veinte minutos mientras encontraba una tripulación de reserva que relevara a la expulsada. Después de ello, pudo llegar a Minneapolis con 75 minutos de retraso.

La pelea

Habían pasado 40 minutos desde que el avión había despegado en Los Ángeles. Las azafatas empezaron a discutir, y terminaron a puñetazos. Una asistente que intentó calmar a las trabajadoras fue golpeada.

Delta después emitió una carta de disculpa a los pasajeros del avión en el cual se señalaba que “algunos de los miembros de nuestro equipo no mostraron su mejor comportamiento”.

“Esperamos que nuestra tripulación en cada vuelo sea siempre cortés y profesional en todo momento, y lo que tuvimos (en aquel vuelo) fue muy lejos de eso. Lamentamos que no pudiéramos cumplir con nuestra promesa para usted hoy”.