Irisblack: Los sucesos #En140segundos

La crónica negra de esta semana la protagoniza de nuevo el caso Isabel Carrasco. El juicio, tiene nuevos protagonistas: los inspectores de Burgos que interrogaron a Montserrat González y ante los que le confesó la autoría del crimen y que han revelado su intención de fingir locura y exculpar a su hija Triana.

Triana ha declarado que ella y su madre fueron engañadas por estos dos policías que se hicieron pasar por amigos de su padre, un hecho que los agentes niegan en sus declaraciones y que supone que la versión de madre e hija vuelva a ponerse en duda.

La defensa de las dos acusadas lo tiene claro: Montserrat es la autora del crimen, en el que su hija ni la policía Raquel Gago participaron. Además, intentan conseguir una pena más favorable alegando que Montserrat actuó bajo un «trastorno de ideas delirantes», algo que no parece sonar convincente al oír la contundencia con la que esta afirmó que mató a la presidenta de la diputación y la firmeza con la que dice no arrepentirse.

Hasta ahora todo indica que la tercera persona sería Raquel Gago aunque los policías no entienden su participación en todo esto, por lo que aún queda abierto que la autoría del crimen pertenezca a una, dos o tres personas. Hasta el momento, la única que asume la responsabilidad es Monserrat, la de un crimen con el que pretendía acabar con la persona que al parecer, convertía la vida de su hija en un infierno.

Una de las vecinas de Carrasco, ha declarado en el juicio que ha visto en varias ocasiones a Montserrat y a su hija merodear por el domicilio de la política leonesa. También ha declarado el novio de Isabel Carrasco, quien ha afirmado que Montserrat le pidió ayuda para que Carrasco diera a Triana la plaza de ingeniero de telecomunicaciones a la que aspiraba.

Otra noticia que ha protagonizado la crónica negra ha sido la del bebé arrojado por la ventana en Vitoria. El presunto agresor es profesor de saxofón y al parecer, arrojo a la niña cuando la madre descubrió que estaba abusando de ella.

El profesor, acusado de un doble intento de homicidio, admitió en su declaración que los hechos se produjeron cuando la madre se despertó y vio que estaba abusando del bebé. Eso, desembocó en una pela.

Los gritos de la madre despertaron al vecindario, que vio como el cuerpo del bebé traspasó el cristal, y cayó en picado. El hombre, intentó también acabar con la vida de la madre. Según reconoció en su declaración ante la policía, no era la primera vez que abusaba del bebé.

Además, han ocurrido otros sucesos, que pueden visitar en nuestra web.