Dinamarca se une a Alemania y Suiza y confiscará objetos de valor a los refugiados para pagar su mantenimiento

El Gobierno de Dinamarca aprueba una propuesta polémica en la que se les confiscará objetos a los refugiados para pagar su mantenimiento.

Una iniciativa aprobada a pesar de que ha sido muy criticada por grupos de derechos humanos. Dinamarca se encuentra en una situación complicada de desempleo, por ello argumentan la necesidad de que los solicitantes de asilo faciliten objetos de determinado nivel para poder beneficiarse del mantenimiento.

La nueva ley establece que los refugiados no podrán poseer más de 10.000 coronas (unos 1.340 euros). Si la cantidad que poseen supera esta cifra deberán ser entregados al Estado objetos de valor que estén en su posesión. Quedarán exentos determinados objetos de valor sentimental como los anillos de boda.

Tanto la agencia de refugiados de las Naciones Unidas como la Comisión Europea han rechazado la propuesta.