300 asesinatos de ETA sin resolver, ¿Y si estamos equivocando el debate?

Hace casi cinco años que ETA no mata. En ese contexto y tras las arduas negociaciones que han permitido que lleguemos a esta situación, para muchos parece lógico dar el siguiente paso.

El escenario actual invita a enterrar el hacha de guerra, como enterrados están desde hace décadas algunos de los crímenes con resultado mortal de la banda. Se estima que  hay alrededor de 300 atentados con víctimas mortales cuya autoría material se desconoce. Sin embargo, a día de hoy el debate se centra en si aquellos etarras que cumplen condena deben ser excarcelados como símbolo de fin de un conflicto.

Sabemos que son alrededor de 300 casos gracias a la labor de la abogada de la AVT, Carmen Ladrón de Guevara, quien en 2011 recopiló en un documento todos esos asesinatos con resultado de muerte cuyo autor de facto se desconocía. Enseguida puso en conocimiento de la Audiencia Nacional y la Fiscalía su labor, y según relata, la Audiencia “se puso las pilas” y en estos cuatro  años se ha llegado al fondo de alrededor de 20 ó 30 casos. Se avanza despacio, pero se avanza, aunque es llamativo que durante años estos expedientes hayan estado cogiendo polvo ¿Qué es lo que ha ocurrido? Pues según la letrada, por un lado algunos de estos expedientes han sido muy difíciles de localizar, por otro, se puede decir que, casualidad o no, los años en los que se negociaba con ETA, la investigación se relajaba. A este respecto Carmen quiere dejar claro que no puede atribuirse una causa-efecto, al no disponerse de datos contrastados que refuten esta teoría .

La AVT comenzó por los casos que estaban más próximos a prescribir, pero todavía queda mucho trabajo por delante. De hecho, aunque no sirva para lograr una condena real, piensan llegar todo lo lejos que puedan con todos los casos, para que al menos las familias sepan qué ocurrió exactamente con las víctimas. Algo así como una “victoria moral”, a falta de una definición más adecuada.