PP y PSOE saldrían ganando si se convocaran nuevas elecciones

PP y PSOE serían los dos partidos más beneficiados si finalmente no lograran sumar los votos suficientes para pasar la investidura y formar gobierno y tuvieran que repetirse las elecciones generales. No obstante, ningún partido obtendría mayoría absoluta.

Según una encuesta realizada por Llorente y Cuenca durante el mes de enero, el PP subiría del 28,7 al 31,4 % y pasaría de tener 123 a 136 escaños. El PSOE subiría del 22 al 23,5 % y tendría 96 escaños (6 más que en las elecciones). En cambio, los partidos emergentes sufrirían un retroceso.

Podemos y las confluencias de las que forma parte, bajarían del 20,7 al 19,5 % y perderían 6 escaños (tendrían 63, en total). Ciudadanos tendría el 11,8 % de los votos (2,1 puntos menos) y pasaría de 40 a 29 escaños. Izquierda Unida caería ligeramente.