Las propuestas de ocio #En140Segundos. Turismo negro, a gusto de los más morbosos

Seguir los pasos del asesino en serie más famoso de la historia, visitar un campo de exterminio o la prisión más sanguinaria de la historia… turismo negro para los más morbosos.

Doce mujeres murieron entre el 3 de abril de 1888 y el 13 de febrero de 1891 en Whitechapel un barrio situado en el East End de Londres. El autor de los crímenes: Jack El Destripador. Aunque nunca pudieron comprobar que todos tuvieran su autoría, la mayoría de los expertos si le adjudican al menos cinco crímenes. Son las cinco víctimas canónicas.

Podréis conocer la historia completa recorriendo el escenario donde todo sucedió. Puedes ir con alguna empresa que lo organice, que hay muchas, o puedes ser tu propio guía. La primera parada en Tower Hill, lugar donde la policía de la ciudad comenzó sus rondas en busca del asesino. Después puedes andar hasta la calle Hanbury Street, escenario de su segunda víctima Annie Chapman, un lugar muy frecuentado por las prostitutas en la época. Intento decapitarla y después sacó sus intestinos esparciéndolos alrededor del cuerpo. Hoy en día se encuentra el edificio de Old Truman Brewery donde realizan actividades culturales.

Situado en el número 84 de Comercial Street hay un Pub Ten Bells Pub que data de 1752 y en donde las víctimas de Jack el Destripador pasaron horas antes de su muerte. Actualmente puedes tomarte algo y ver una lista de las víctimas del famoso asesino. Y por último visita London Dungeon y muérete de miedo. Una atracción que propone un repaso no solo para conocer la historia de Jack el destripador, sino el pasado sangriento de Londres al completo. Con actores caracterizados y un pasaje del terror divertido e inquietante.

La siguiente parada está cerca de Cracovia aunque debes saber, si eres sensible, que hay imágenes que te pueden afectar.

A 70 kilómetros de Cracovia se encuentra el campo de concentración más famoso del mundo, Auschwitz. El recorrido por la fábrica de la muerte dura tres horas. La entrada al campo de concentración es la original, rodeado por alambres de púas y con un portón principal bajo el mensaje “Arbeit macht frei” (el trabajo hace libre).

En su interior hay cinco plantas donde los detenidos pasaban encerrados los días hasta morir. Hoy en día es un museo que acoge fotografías de las atrocidades que allí se vivieron. Vestimenta, maletas y toneladas de pelo arrancadas a las personas que fueron exterminadas. También podrás ver los calabozos y los hornos donde incineraban a los prisioneros.

Y de un campo de exterminio a la prisión más famosa de la historia. Un lugar donde estuvo prisionero el mafioso Al Capone.

Hablamos de Alcatraz, una cárcel construida sobre una isla con su mismo nombre. Situada a 5 kilómetros de la costa de San Francisco, si quieres visitarla deberás reservar con un mes de antelación tienes visitas durante el día y también durante la noche.

La isla de Alcatraz fue utilizada como prisión de 1907 hasta 1963. Salas de Control de los guardias, celdas de aislamiento, comedor, patio, biblioteca…y también el corredor de la muerte, que los presos lo denominaban Broadway. El tour más intenso es el que se hace por la noche, si tienes suerte podrás ver el precioso atardecer de San Francisco desde la isla.