La sangre fría de Morate, paró a cenar con los cadáveres de Marina y Laura en el coche

Sergio Morate, acusado del asesinato de Marina Okarynska y Laura del Hoyo, confesó el doble crimen ante las autoridades. Morate les contó a los agentes de Policía durante el trayecto de Madrid a Cuenca que el sólo quiso matar a su ex novia Marina, pero la cosa se complicó y también confesó que lo hizo en solitario, aunque pidió el coche a un amigo para trasladar los cuerpos.

En el programa de Ana Rosa, de Telecinco, han desvelado la sangre fría de Morate ya que éste paro a cenar mientras los cuerpos sin vida de las dos chicas se encontraban en el vehículo. Después de llenarse el estómago fue a enterrar los cadáveres al río Huécar, donde fueron hallados el día 13 de agosto.

Citados a declarar el dueño de un coche que Morate pidió prestado

El dueño de un coche que Sergio Morate pidió prestado y dos policías han sido citados a declarar este viernes por el titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Cuenca, Gonzalo Criado del Rey, como diligencias de investigación a practicar en el juzgado instructor, en el procedimiento abierto por las muertes de Laura del Hoyo y Marina Okarynska, doble crimen por el que está imputado Morate.

Según han informado fuentes del Tribunal de Justicia de Castilla-La Mancha, de las tres testificales, las de los agentes de policía han sido acordadas por el juez instructor, mientras que la declaración del propietario del vehículo “que le pidió prestado el investigado” ha sido solicitada por una de las acusaciones particulares, en concreto por la que representa a Laura del Hoyo Chamón.