La actualidad económica #En140segundos

Política y economía siempre han ido de la mano. Por eso, el panorama que nos dejan las elecciones generales y las quinielas para formar Gobierno y la toma de posesión de Carles Puigdemont en Cataluña, siguen teniendo sus réplicas y análisis desde el mundo de la economía, más concretamente en este caso, desde la Banca.

El primero en hablar ha sido el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, al respecto de Cataluña. Considera que una declaración unilateral de independencia afectaría a la banca. Sobre el panorama postelectoral a nivel nacional, asegura que los mercados se verán afectados si no se forma pronto un Gobierno. Y quien también ha fijado posiciones es el Servicio de Estudios del BBVA. Avisa de que la incertidumbre política podría empezar a tener un impacto mayor en las decisiones de las empresas y las familias.

Por cierto que el BBVA también advierte de que el déficit público podía cerrar el año en el 4,5% al cierre del año, lo que supone tres décimas por encima de lo pactado con la Comisión Europea.

Precisamente a este respecto, el presidente del Eurogrupo, Dijsselbloem, ha insistido en que el próximo Gobierno deberá presentar nuevos ajustes porque los presupuestos aprobados por Rajoy antes de las elecciones incumplen las normas. El problema, dice, es quién y cuándo las aprobará. Una incertidumbre política que, según un estudio de Deutsche Bank, no impedirá que España crezca por encima del 2,5% en este año 2016. No obstante, la entidad asegura que factores como la debilidad del euro pueden frenar este crecimiento.

Y donde no pintan bien las cosas ahora mismo, es en la economía china. Está inmersa en una importante crisis bursátil, que podría arrastrar al resto de mercados, y también está viendo cómo cae su comercio exterior.

A mediados del año pasado la Bolsa de Shangai superaba los 5.000 puntos, pero ya está por debajo de los 3.000. Es decir, que ha perdido en torno al 40% en poco más de 6 meses y han saltado las alarmas. China estudia relevos en su gabinete para frenar una crisis que también afecta a su comercio exterior. Ha caído un 1,8% y es la primera vez que baja desde el estallido de la crisis financiera internacional. Además, esta incertidumbre que se extiende sobre China, podría afectar al resto de mercados. Por lo pronto al Ibex español, que ha sellado su peor arranque del año.

Y lo que tampoco termina de remontar es el precio del petróleo, que sigue a la baja y toca mínimos de 2004.