Un terrorista suicida es el responsable de la explosión en Estambul

Al menos diez personas han muerto y otras quince han resultado heridas como consecuencia de la explosión registrada en la plaza de Sultanahmet, en la plaza de Sultanahmet, en el centro de Estambul, según el primer balance oficial ofrecido por la oficina del gobernador de la ciudad turca. La mayoría de ellos son de nacionalidad alemana.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha confirmado la teoría del atentado en relación a la explosión que ha sacudido este martes el centro turístico de Estambul y ha asegurado que, según los primeros indicios, el responsable habría sido un terrorista suicida de origen sirio.

La mayoría de las diez personas fallecidas este martes por un atentado en Estambul tenían nacionalidad alemana, según fuentes de la oficina del primer ministro, Ahmet Davutoglu, que ya ha mantenido una conversación telefónica con la canciller de Alemania, Angela Merkel.

Los cuerpos de seguridad turcos sospechan que el grupo terrorista Estado Islámico está detrás de la explosión registrada este martes en la plaza de Sultanahmet, en el centro de Estambul, según informa el periódico ‘Hurriyet’.

La explosión se ha producido junto al obelisco de Teodosio en la mencionada plaza, situada en el barrio de Estambul más frecuentado por los turistas, ya que en él se encuentran la Mezquita Azul y Santa Sofía, dos de los principales monumentos de la ciudad del Bósforo.

Un reportero de CNN Turk que se encuentra en el lugar de los hechos ha relatado que ha visto “un gran número de heridos, la mayoría turistas”. Algunos de estos heridos ya han sido evacuados a los hospitales, según las imágenes difundidas por los medios turcos.

La Policía y los artificieros ya están trabajando en el lugar para tratar de determinar exactamente lo sucedido. Además, un helicóptero de la Policía está sobrevolando la zona.

La explosión se ha producido a las 10:20 hora local (9:20 hora española) y se ha dejado sentir en los barrios limítrofes. Según el diario ‘Hurriyet’, se ha cortado el servicio de tranvías en la zona y se ha cerrado los alrededores de la plaza al tráfico.

Turquía ha sido escenario frecuente de atentados, reivindicados por distintas organizaciones terroristas, incluido Estado Islámico. El pasado 10 de octubre, alrededor de un centenar de personas murieron en un atentado en Ankara, sin que haya quedado del todo clara la autoría de este ataque.

Turquía, país de atentados

El peor atentado de la historia del país ocurrió el día 10 del pasado mes de octubre en la capital de Turquía (Ankara) cuando se registró un doble ataque suicida contra los kurdos, que dejaron cerca de 86 muertos y 186 heridos.

Dos explosiones sacudieron los alrededores de la estación central de tren de Ankara, lugar en donde se celebraba una manifestación opositora en favor de la paz, y para denunciar el conflicto entre las fuerzas turcas y los rebeldes kurdos. Se sospecha que la autoría de estos atentados eran de una célula turca del ISIS.

Por otro lado, unos 32 estudiantes universitarios murieron en un ataque suicida perpetrado contra un centro cultural de la localidad de Suruç, en la provincia de Sanliurfa, junto a la frontera con Siria el pasado día 20 de julio.

Los universitarios, activistas de izquierdas, trabajaban en una campaña para apoyar la reconstrucción de la ciudad de Kobane, hostigada por los radicales islamistas y de población mayoritariamente kurda. Más tarde se conoció que el ataque lo realizó un joven kurdo perteneciente al Daesh retornado de Siria.