«Muchas tardes y buenas gracias»

Manuel Chaves o Hilario Pino se disputaban el reinado de los trabalenguas. Uno en sus discursos políticos y otro en sus jardines ‘periodísticos’. Ahora gracias al editor del programa el Intermedio Alberto González, Mariano Rajoy está dispuesto a quedarse con el liderazgo

Si fuera verdad no sería sorprendente y siendo montaje resulta perfectamente creíble. Lo dicho «Muchas tardes y buenas gracias», o era al revés