Pedro Sánchez anuncia que intentará formar “una gran coalición” de progreso para gobernar España

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, anunciado este jueves que intentará forjar una “gran coalición” de partidos progresistas si el PP no consigue la investidura, en los que incluye fuerzas “tanto de izquierdas como de derechas”, para formar el Gobierno, sin aclarar si en ese acuerdo incluiría también a partidos independentistas.

Sánchez ha realizado estas afirmaciones en Portugal, tras entrevistarse con el primer ministro de este país, António Costa, quien ha logrado dirigir el Ejecutivo portugués tras la unión de los partidos de izquierda contra los conservadores, que habían ganado las elecciones.

El dirigente socialista ha dejado claro que su intención es la de formar una “gran coalición” y que el PSOE “tenderá la mano tanto a izquierda como a derecha, a todas las fuerzas progresistas del país para liderar el cambio” que en su opinión, “necesita España”.

Pedro Sánchez insistió en que su partido votará “no” a un pacto PP-PSOE, pero dejó claro que su intención es formar un gobierno progresista porque “la repetición de las elecciones no es una solución, es aplazar el problema”.

En su opinión, lo que hay que hacer es entenderse y “no poner líneas rojas, no crear cordones sanitarios, no hablar desde atalayas, sino tender puentes”. Y esa capacidad de diálogo y mano izquierda que se necesitan, en su opinión, en estos momentos, le resulta “imposible” a “la derecha presidida por Mariano Rajoy”.

Preguntado por la posición que Podemos sobre Cataluña, Sánchez ha afirmado que “el partido de Pablo Iglesias sabe que el referéndum en Cataluña es inconstitucional” y ha recordado que en las últimas elecciones autonómicas, convocadas como “una suerte de plebiscito”, los catalanes “votaron mayoritariamente en contra de la independencia de Cataluña”.

“Nosotros, los socialistas, lo que queremos es que los catalanes voten, pero que voten un nuevo acuerdo, no que voten una ruptura y, en consecuencia, lo que tenemos que abordar entre todos es una reforma constitucional que sea votada por el conjunto de los españoles. El derecho a decidir, sí, de todos los españoles sobre su futuro”, ha explicado.

Por dos veces le han preguntado a Sánchez qué partidos nacionalistas podrían estar incluidos en esa gran coalición progresista, y en las dos ocasiones el secretario general ha esquivado la pregunta señalando que “será en las políticas y no en las siglas donde nos entenderemos”.