El arzobispo de Toledo afirma que la violencia machista radica en que «ella ha pedido la separación»

Llevamos cinco días de 2016 y ya ha muerto dos mujeres víctimas de la violencia machista, un problema social sobre el que el arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, tiene una opinión.

Rodríguez se ha aventurado a atribuir una causa a la violencia machista. Según el clérigo, en la mayoría de los casos la violencia se genera «porque ella ha pedido la separación» o porque «ella no acepta las imposiciones». También, ha pedido que nos «dejemos de zarandajas porque la ideología de género enturbia».

Para Braulio Rodríguez,  el auténtico problema es que no hay verdadero matrimonio: «Cuando digo que no hay verdadero matrimonio, no estoy pensando sólo en el matrimonio canónico; también en el civil. No pienso en otro de tipo de uniones afectivas, donde casi lo único que les une es lo físico, lo genital y poco más»

Al prelado también le preocupa el volumen de uniones que se rompen y culpa a los políticos,  «no les preocupa tanto el dato, cuando con tanto ahínco han luchado para que se implante el llamado divorcio exprés», «Pero sí están preocupados por los asesinatos violentos, masivamente cometidos por varones contra mujeres», criticó. «A mí también me preocupan esos asesinatos», añadió, «pero no me parece que se los deba denominar simplemente violencia de género», prosiguió.