Al día, la actualidad #En140segundos #ArturMas #Cup #Elecciones #ERC #Jxs

Artur Mas no se baja del caballo, apuesta también por reeditar la coalición con Junts Pel Sí,  y no pierde la esperanza de que se llegue a un acuerdo para su investidura, dice que no firmará el decreto de elecciones anticipadas hasta el día 11 y que hasta entonces, hay tiempo. AsÍ lo ha especificado tras finalizar el Consejo Ejecutivo de Junts Pel Sí.

Ha sido la comparecencia más esperada del día, con permiso del flamante nuevo entrenador del Real Madrid, la cúpula de Junts Pel Sí se  ha reunido  para abordar el escenario tras el No de la CUP. Junts Pel Sí ha ratificado a Mas como candidato y ERC, también le ha mostrado el apoyo a Artur Mas, aunque de manera ambigua, primero pedía que continuaran las negociaciones con la CUP insinuando que Mas debería apartarse, para después desmentirlo afirmando que Mas es su candidato y tiene todo el apoyo. Y mientras esperábamos a que el señor Mas confirmara lo que más o menos ya sabíamos, que del barco de Chanquete, no le moverán, los tamtanes sonaban en Barcelona en torno a Ada Colau y una posible candidatura a la presidencia de la Generalitat, tranquilo Artur, ya lo ha desmentido, aunque ¿Y si cambia de opinión?

En cualquier caso, para Artur Mas el 50% de la CUP voto a favor de darle el sí y de alguna manera se siente legitimado por esa mitad de la formación que se mostró abierta a desbloquear la legislatura y avanzar en el proceso del independentismo, recordando además, la marcha de Antonio Baños, partidario de investirle de nuevo President. Eso sí, pese a que se escuda en ese 50%, no ha dudado en cargar contra la formación anticapitalista, atribuyéndose el error de haber confiado en su sentido de país y después de ponerles a caer del burro del que él no se baja, pues ha deseado a todos unos felices reyes.

Logre la investidura o no, la carrera de Artur Mas queda marcada con tinta indeleble por este episodio, por el que según muchos debería desaparecer de la escena política. Eso es lo que piensan los líderes del resto de partidos, tanto los regionales como los nacionales. Mariano Rajoy ya ha dicho que lo que se hace mal, termina mal, en un alarde de oratoria de esos a los que nos tiene acostumbrados. Inés Arrimadas no era partidaria de volver a convocar elecciones pero dice que le parece peor tener un president que se salta la ley y Miquel Iceta cree que Mas debería aceptar de una vez por todas su fracaso y recoger sus cuchillos. El acuerdo de aquí al domingo parece improbable y la nueva convocatoria de elecciones catalanas está cada vez más cerca.