Denuncia que halló a su mujer muerta en su domicilio, pero la Policía lo detiene como presunto asesino

Agentes de la Guardia Civil han detenido a un vecino de Mos (Pontevedra) por su supuesta vinculación con la muerte violenta de su mujer, de 69 años de edad, que recibió varios golpes en la cabeza, según han confirmado a Europa Press fuentes de la investigación.

Las mismas fuentes han señalado que en la noche del miércoles, pasadas las 22.00 horas, este hombre, F.A.C., se presentó en el cuartel de la Guardia Civil en Mos y denunció que se había encontrado a su esposa muerta en el domicilio familiar, en la parroquia de Tameiga.

La mujer, M.R.B., presentaba varios golpes en la cabeza y, aunque su marido no se inculpó por estos hechos, los primeros indicios y pesquisas de la Guardia Civil han llevado a los agentes a arrestarlo horas después por su supuesta relación con el fallecimiento. La investigación sigue abierta.

La víctima denunció a su marido en 2014 por maltratos físicos y psíquicos

La mujer de 69 años de edad que fue hallada muerta con evidentes signos de violencia, y cuyo marido ha sido detenido por su supuesta vinculación con el fallecimiento, interpuso en octubre de 2014 una denuncia ante la Guardia Civil en la que acusaba a su esposo, con el que convivía actualmente, de malos tratos físicos y psíquicos habituales.

Así lo ha comunicado este miércoles la Delegación del Gobierno en Galicia, que ha indicado que el Instituto Armado investiga el suceso como un posible caso de violencia de género contra la mujer, M.R.B., que, de confirmarse, sería el séptimo caso de fallecimiento por violencia de género en la comunidad gallega en 2015.

El marido de la víctima, de 71 años e iniciales F.A.C., pasadas las 22,00 horas de la noche del miércoles, se presentó en el cuartel de la Guardia Civil en Mos y denunció que se había encontrado el cadáver de su esposa en la cocina del domicilio familiar, en la parroquia de Tameiga.