Polémica en Israel por la condena del violador de una niña a solo seis meses de servicios sociales

La condena a solo seis meses de servicios comunitarios a un individuo que se ha declarado culpable de la violación de una menor de nueve años ha generado una gran polémica en Israel, sobre todo después de que uno de los tres jueces del tribunal calificara de «promiscua» a la víctima.

El dictamen del Tribunal de Distrito de Tel Aviv, emitido este domingo, condena a Yaniv Nahman a seis meses de servicios a la comunidad en el marco de un acuerdo por el que Nahman se declara culpable de los cargos de violación e indecencia con un menor.

La sentencia subraya que no hubo premeditación en la violación y que el violador y la víctima tenían desde hacía años una relación de índole sexual. La niña se quedó dormida junto al agresor cuando ambos estaban desnudos, explica la sentencia, y tras el «evento» siguieron manteniendo el contacto. Además, la niña solo denunció el hecho años después, después de que el violador saliera en los medios de comunicación por otras agresiones sexuales.

La directora del Centro Jurídico Noga, Noga Pugach, ha calificado ya de «absurda» esta sentencia y ha criticado el razonamiento de los jueces en el que destacan que el violador y la víctima mantuvieron contacto antes y después de la violación.

Así, Pugach ha destacado que la mayoría de las violaciones y delitos sexuales son perpetrados por personas del entorno de las víctimas. «Es muy grave porque alguien cercano quiebra tu confianza. Estoy atónita de que este tribunal que juzga un delito tan grave no esté al tanto de esto«, ha argumentado.

Para Pugach, el acuerdo debería haberse cerrado por una cuarta parte de la condena contemplada en la ley, es decir, 4 en lugar de 16 años de prisión. «Hacen falta motivos especiales para salirse de esto», ha apuntado.

Una exjuez de distrito, Shelly Timan, ha discrepado. «Sé que no es muy popular, pero pienso que es una sentencia equilibrada», ha opinado. Para Timan, el violador tiene opciones de reinserción.