La asamblea de la CUP se salda con empate en la tercera votación

La Asamblea Nacional de la CUP ha registrado el voto secreto en tercera ronda de 1515 delegados que han votado apoyar la investidura de Artur Mas y otros 1515 exactamente que han votado lo contrario, y por tanto se abre camino a una nueva situación política inédita hasta el momento en Catalunya.

La CUP había recibido el ofrecimiento de un acuerdo con JuntsXSí para desarrollar un plan de choque social de acuerdo con la estrategia política y social de la organización anticapitalista, a cambio de facilitar la investidura del líder de Convergencia; pero una parte importante de su base organizativa se ha manifestado en reiteradas ocasiones contra esta posibilidad. Por esta razón se convocó la Asamblea que no ha sido capaz de tomar una decisión definitiva.

El próximo día 2 de enero, después de esta asamblea que solo ha servido para constatar que la coalición está partida a la mitad, se tomará la decisión en los órganos de dirección, como hacen todos los partidos tradicionales.