La actualidad de la crónica negra #En140Segundos

El viernes 18 se estrenó la película más esperada del 2015: Star Wars, El despertar de La Fuerza. Los fans más fieles de la saga llevaban esperando el gran estreno más de un año. Especialmente, Augie Henning, de 35 años. Su amigo Jonathan se le adelantó y al salir del cine gritó spoilers de la nueva cinta. Una declaración inoportuna que se convirtió en el spoiler de la muerte.

Los testigos dicen que Henning, fanático de Star Wars, le acusó de “arruinar su vida”, y le golpeó hasta que le hizo perder el conocimiento. El cuerpo del joven fue trasladado a un hospital cercano, donde los médicos, no pudieron hacer nada por salvar su vida.

Y de una galaxia muy, muy lejana, viajamos a Las Vegas, donde  decenas de personas fueron arrolladas este fin de semana por un coche, una de ellas falleció. Ya hay sospechosa, una mujer de 24 años de edad, que vivía con su hija de tres años en su automovil.

Lakeisha Holloway ahora se encuentra en una cárcel de la ciudad del pecado bajo vigilancia, porque sospechan que podría intentar suicidarse. Las autoridades afirmaron que condujo su coche a toda velocidad sobre una acera repleta de turistas, acabando la vida con una de ellas, e hiriendo a tres decenas mientras su hija se encontraba en el asiento trasero. La policía cree que Holloway parecía dirigirse a Texas para reunirse con el padre de su hija, con la que vivía en su coche en aparcamientos.

Un coche, también ha sido protagonista, pero esta vez de vuelta en España. Dos disparos acabaron con la vida de un  hombre de 40 años, tiroteado en la Cañada Real. Cuando el Samur llegó al lugar, no puedo hacer nada por la víctima, que falleció tirado en la calle, sobre el charco de su propia sangre.

Al menos dos personas, dispararon desde un coche a la víctima que en ese momento estaba discutiendo con alguien. La Cañada Real, epicentro de venta de droga en Madrid, una de las zonas más violentas de la capital, se cobra otra vida.

Alrededor 50 personas se han quedado atrapadas en una atracción de un parque de atracciones de Orlando. En una cabina de la torre Sky Tower, cuya altura es de 122 metros.

La cabina, se detuvo en la mitad de su trayecto debido a un fallo técnico. Los equipos de rescate ya han evacuado a todas las personas.