Cameron mantiene su propuesta de restringir las prestaciones sociales a los trabajadores europeos

El primer ministro británico, David Cameron, ha asegurado que mantiene sobre la mesa de negociación su propuesta de restringir las prestaciones sociales a los europeos que se trasladen a Reino Unido durante sus primeros cuatro años de residencia, pese a la advertencia del resto de líderes europeos que han declarado “inaceptable” cualquier tipo de discriminación.

   “La propuesta sigue sobre la mesa y confío en que hallemos soluciones”, ha declarado Cameron al término de la primera jornada del Consejo europeo que se celebra en Bruselas, en el que los Veintiocho han tenido un intercambio de puntos de vista sobre el referéndum que el Gobierno británico ha prometido antes de que acabe 2017.

“Los miembros del Consejo han acordado trabajar estrechamente para encontrar soluciones mutuamente satisfactorias en las cuatro áreas (sobre las que Londres plantea cambios en su relación con el resto de la UE) en el Consejo europeo de los días 18 y 19 de febrero”, resume el texto de conclusiones adoptado por los líderes.

“Se han logrado buenos avances esta noche, aunque queda aún un trabajo duro por hacer”, ha admitido el ‘premier’ británico en una rueda de prensa tras la reunión.

Cameron ha insistido en la buena atmósfera del debate a Veintiocho y en el compromiso de la Comisión Europea y de los socios europeos por encontrar “soluciones, no compromisos” en la renegociación de las relaciones. También ha negado que en la discusión haya hablado de plazos concretos para la celebración del referéndum sobre la permanencia de Reino Unido en la UE.

A su llegada a la cumbre, tanto la canciller alemana, Angela Merkel, como el presidente francés, François Hollande, y otros mandatarios han considerado “inaceptable” la posibilidad de una discriminación que afectara a los ciudadanos europeos en este país.

Sin embargo, el ambiente al término del encuentro, y tras unas cuatro horas de debate sobre Reino Unido, los mensajes han sido más positivos y han apuntado las opciones para lograr consensos de aquí a la cumbre de febrero.

“Hay un enorme apoyo para encontrar soluciones para mantener a Reino Unido dentro de la Unión Europea. Todos los que han intervenido han dicho que la UE es más fuerte con Reino Unido”, ha aseverado Cameron, para quien hay una clara voluntad política de avanzar, aunque quede un “duro trabajo” por cumplir en las próximas semanas.