Bombardeos de Hezbolá a posiciones del Daesh en la frontera con Siria

El Ejército de Líbano ha matado este martes a cuatro presuntos miembros del grupo yihadista Estado Islámico en un bombardeo ejecutado en la región de Jerbet Daud, ubicada cerca de la frontera con Siria, según ha informado la agencia estatal libanesa de noticias, NNA.

El Estado Islámico y el Frente al Nusra se encuentran desplegados en la montañosa frontera entre Líbano y Siria y han utilizado el terreno para lanzar ataques contra las fuerzas de seguridad libanesas.

El Ejército y el partido-milicia chií Hezbolá han llevado a cabo numerosas operaciones contra los yihadistas para intentar evitar su infiltración y que perpetren atentados en el país.

En los últimos meses, varios grupos extremistas, entre ellos el Estado Islámico, las Brigadas Abdulá Azzam y el Frente al Nusra, han reclamado varios atentados con coche bomba en Líbano. Estos grupos han amenazado en reiteradas ocasiones con atacar a Hezbolá por su participación en el conflicto sirio del lado de las fuerzas gubernamentales.

Hezbolá ha mantenido durante el conflicto en Siria su apoyo militar al presidente sirio, Bashar al Assad, violando así la Declaración de Baabda, firmada por todas los partidos políticos del país, que estipula la neutralidad de Líbano ante los eventos en la región, limitando su papel al control de la frontera y el tráfico de armas y combatientes.