Rajoy no puede prometer, pero promete

Cuatro años de Mariano Rajoy al frente de los españoles dan para mucho Y ahora, que se presenta a la reelección ha llegado el momento de hacer balance de su legislatura, ¿Ha cumplido Rajoy con sus promesas? Pues no del todo. Empezando por las pensiones, los impuestos o la reforma laboral. Esto por mencionar algunas de las promesas electorales de Rajoy en 2011, podríamos seguir…de hecho, hagámoslo.

Rajoy prometió en su programa de 2011 luchar contra el fraude fiscal, una lucha que comenzó aprobando la famosa ley de amnistía fiscal, a la que se acogió, por ejemplo, el señor Rato. Por no hablar de la reducción de trabajadores de hacienda que causaron los recortes, hay 1900 trabajadores menos que en 2011 para luchar contra esta lacra.

Además, Mariano hizo una importante reflexión, había que acabar con los decretazos había que “recuperar el sentido constitucional del decreto ley”, esto es, no tirar de ello a la primera de cambios, pues bien, Récord de decretos ley en una legislatura para el señor Rajoy con 73. Es cierto que Aznar aprobó 85, pero la cifra de proyectos de ley que se llevaron a cabo fue superior 173, por los 143 de Rajoy.¿Hablamos de empleo? Mariano Rajoy termina la legislatura con menos parados de los que encontró, sí, pero ha fomentado su Gobierno un empleo estable y de calidad? Según los datos de empleo de noviembre, el 91, 8% de los empleos generados eran temporales, y de los empleos fijos el 34,6% son parciales…No parece muy alentador,

Si hablamos de dependencia, el Gobierno se jacta de haber logrado “una cartera de servicios básica y común para todas las personas dependientes, así como para garantizar la calidad y la equidad de las prestaciones y servicios”, vale, pero la realidad es que hay 400.000 dependientes en lista de espera y 2000 millones de recortes a la dependencia.  Vamos a parar porque no tienen ustedes todo el día, y nosotros tampoco.