Las falsificaciones lastran al sector de juguetes y juegos

1.400 millones de euros, pérdida de 6.150 puestos de trabajo y una cuota de mercado del 12,3% son las cifras del ‘negocio de la venta de falsificaciones de juegos y juguetes’ en la Unión Europea, según un estudio de la Oficina de Armonización del Mercado Interior (OAMI).

Según ha informado la OAMI en un comunicado, el sector de la fabricación de juegos y juguetes en la UE -donde no se incluye consolas de videojuegos, software para videojuegos ni bicicletas- está compuesto, en su mayoría, por pequeñas y medianas empresas que emplean, por término medio, a alrededor de 10 trabajadores.

El informe revela asimismo que cuando se tienen en consideración los efectos directos e indirectos de la falsificación en el sector de la fabricación de juegos y juguetes, el importe perdido en ingresos públicos en la UE asciende a 370 millones de euros en concepto de pérdida de IVA, impuestos sobre la renta, cotizaciones a la Seguridad Social e impuesto de sociedades.

Este informe es el cuarto de una serie de estudios realizados por la OAMI sobre la repercusión económica de las falsificaciones en sectores industriales en la UE. En septiembre se publicó un estudio sobre el sector de los artículos deportivos; en julio sobre la repercusión económica de las falsificaciones en el sector de la ropa, calzado y accesorios, mientras que el primer informe de la serie, de marzo, se centraba en el sector de la cosmética y los artículos de cuidado personal.

Pérdidas millonarias en España

Alemania es el principal productor de juegos y juguetes de la UE y responsable del 40 por ciento (2.700 millones de euros) de la producción total de la UE en 2012. En España se pierde anualmente el 16,6 por ciento de las ventas directas del sector (167 millones de euros).

En futuros informes se estudiarán otros sectores, entre los que se incluye el de relojes y joyería, maletas y bolsos, medicinas, ordenadores, piezas de automóvil, tabaco, alcohol y otros sectores que se consideran vulnerables a las violaciones de los derechos de propiedad intelectual.