Los amores de los candidatos en plena campaña electoral

Llevamos solo cuatro días de campaña electoral y los candidatos han acudido a los actos solos, cuando digo solos, me refiero sin sus mujeres, si las tienen. Porque tenemos de todo: divorciados, casados y enamorados como quinceañeros o lastimados por el amor. Esta tendencia, la de presentarse solos, de los políticos españoles es muy diferente a la de los políticos americanos, dónde no hay candidato sin esposa.

Los amores de nuestros candidatos, por lo general, se mantienen en un segundo plano. Sin ir más lejos, Pedro Sánchez manifestó que se enorgullecía de que su mujer se mantuviese al margen de la campaña.

¿Cuál de los candidatos está más solo en la campaña electoral?

¡Comencemos!

El príncipe azul

Mariano Rajoy, el candidato del partido que encabeza las encuestas, está casado con Elvira Fernández. Una mujer a la que no le agrada someterse a las miradas y a los comentarios de propios y  extraños. Por por ello, podemos entender sus plantones en los actos políticos de Rajoy.

elvira-fernandez-y-mariano-rajoy-gtres

No sabemos como se tomará el presidente los desplantes de su mujer, pero sí sabemos que Elvira es el polo opuesto a Ana Botella, la mujer de Aznar, que sí que quiso ser  la guinda de todos los pasteles. La esposa de Rajoy siempre ha preferido mantenerse al margen, incluso en una ocasión dejó plantados a los Obama.

La verdad es que allí, en Estados Unidos, es muy diferente todo. Los candidatos deben tener y mostrar una familia y, por supuesto, liderada por ellos mismos; por ello, muchas veces hemos visto a la mujer de Obama, Michelle, en muchísimos actos, incluso bailando.

Las candidaturas americanas son más divertidas. Aunque a falta de mujer del presidente está la vice. ‘Sorayita’, que se apunta a un bombardeo, tan pronto está bailando en el ‘Hormiguero‘ como conduciendo por barrancos prominentes o participando en los debates.

Pedro Sánchez, el zalamero

Otro enamorado es Pedro Sánchez, que afirma estar encantado con su mujer. “No se dedica a nada de política y me permite llegar a casa y desconectar”. ¿Quién se cree que no hablen de temas de trabajo? O es que su mujer es completamente ajena a la vida profesional de su marido. Para más enamoramiento, dijo: “Al llegar a casa me quito la chaqueta de político y me dedico a escuchar a mi mujer “. La define como una mujer fantástica y muy apasionada en su trabajo…Ahora va a resultar que Sánchez es un Romeo, o un zalamero, depende de cómo lo miremos. No bajemos la guardia que estamos en campaña, señores.

sanchez y su mujer

El As de corazones en la manga de Rivera

Rivera está divorciado de la que fue su mujer durante 20 años, Mariola Saperas y madre de su única hija, Daniela, la niña de sus ojos. Separado pero con novia, ya que actualmente mantiene una relación con una azafata, Beatriz Trajuelo.

ex mujer y novia rivera

La controversia de todo esto es que son como dos gotas de agua… Eso sí, el mejor vaso de agua se lo está tomando Trajuelo porque Albert está muy pendiente de ella y cada vez que se le alargan las reuniones, pide que la avisen de que llegará tarde a casa. ¿Fue este el error con su anterior pareja?, no se sabe.

albert-rivera-novia

Ambas mujeres se han mantenido fuera de juego del partido de Rivera, y como moneda de cambio, Albert se ha mantenido fuera de juego de sus relaciones, y es que la vida de un político que se inicia en estos mundos es exprimida como una “naranja” por las mañanas.

El corazón roto de Iglesias

Pablo Iglesias pensaba que había encontrado a su media naranja. Ella de IU, él de Podemos, ambos reyes en sus partidos. Pero como en todo juego siempre tiene que haber un vencedor, y ya conocemos a Iglesias, él no puede perder. Por ello, mejor vivir con el corazón roto y felicidad en sus ansiados sueños. Según los colegas de su partido “Iglesias ha sido quien ha preferido no lesionar más su futuro político a costa de su relación con Tania”. Sin embargo, en el otro lado, los más cercanos a Tania afirmaron que fue ella quien acabó con la relación.

Fuese quién fuese, pudo más el amor a la política, que el amor a la persona. Un decisión muy dura que se sumo a la mala racha de Tania a la que, en paralelo, se le acusaba de contrataciones irregulares por valor de más de un millón de euros.

Pablo Iglesias felicita Tsipras

La ruptura tampoco fue por terceras personas. La finalizaron de mutuo acuerdo y no volvieron a hacer más declaraciones que esta de Pablo:

pablo iglesias nota de mujer

Después de su ruptura, a Iglesias le quedaba mucho amor por dar, y como no ha aparecido ninguna candidata, lo ha volcado en su partido. Por el momento, es este su único y gran amor. Hasta que aparezca su media naranja de verdad, tendrá que seguir cantando las nanas en que tiempo tan feliz.

Por lo que llevamos recorrido, Pablo Iglesias es el único que se presenta a las elecciones generales soltero y sin compromiso. El solterón de oro de la campaña.

Un amor a los cuatro vientos

El amor que tiene Garzón con una doctora llamada Ana que trabaja en el hospital de la Princesa de Madrid, es sin duda el más “quinceañero” de la campaña electoral. La pareja romanticona reside en Madrid y no tiene hijos, pero sí dos gatos. Es una pareja que se mantiene Unida, sobre todo a la Izquierda, y que no se esconde de nada, al revés, publican su vida a los cuatro vientos.

La doctora y el político saben combinar su tiempo libre, sobre todo Garzón, que sabe echar a la izquierda todo lo relacionado con lo laboral cuando se trata de su amor. Viajes al extranjero, y dentro de la península, un sin parar. El hobby que les une bastante son los libros.

garzon y su noviagarzon y su novia

Está claro que es una pareja consolidada y que Ana es correspondida por su chico. Hasta en Instagram, Garzón deja comentarios en las fotos de su chica como estos: “Te quiero” o “Qué preciosidad”. El compromiso no es solo de ida, sino de vuelta. La chica de Garzón, si sus guardias se lo permiten, acude a los actos con él. De momento, en el inicio de campaña electoral, no se le ha visto en ninguno, habrá querido dejarle a su aire, y ella se habrá echado a la izquierda para no molestar.

No sabemos la suerte que tendrá Garzón en estas elecciones, ya que en el amor le va bastante bien.

Está visto que en estas elecciones tenemos candidatos con estados amorosos de todos los colores; príncipe azul, media naranja, manchas de moras, verde que te quiero verde, y rosas rojas. En España no se ha llevado mucho salir al estrado con pareja, como en América, que es casi un ritual.

Por el momento, si se ha podido ver el orgullo de dar un mitin y tener del brazo a su esposa a Pedro Sánchez.

sanchez, y su esposa, campaña electoral sanchez, y su esposa, campaña electoral sanchez, y su esposa, campaña electoral