La UE estudia retener los datos de los pasajeros aéreos solo seis meses para la lucha antiterrorista

Los ministros del Interior de la UE discuten aceptar retener solo seis meses los datos de pasajeros aéreos para la lucha antiterrorista, una de las principales reivindicaciones de la Eurocámara para aceptar la creación de un sistema de pasajeros aéreos en Europa (PNR), pero se facilitaría poder recuperarlos durante un periodo “real” de cinco años aunque pasados los seis meses se tendrían que enmascarar y hacer anónimos, según han confirmado fuentes diplomáticas.

“El procedimiento previsto para tener acceso a los datos del PNR tras el periodo de seis meses ha sido objetivo de una facilitación que debería permitirnos acceder a la petición del Parlamento Europeo”, ha explicado el ministro del Interior luxemburgués, Etienne Scheinder, durante un debate público de los Veintiocho sobre el llamado PNR.

Fuentes diplomáticas han restado importancia a la concesión que estarían dispuestos a hacer los Gobiernos porque “la duración de conservación real” de los datos son “cinco años” y se facilitará poder acceder a ellos para recuperarlos aunque haya que despersonalizarlos en un plazo de seis meses.

Los Gobiernos estaban dispuestos a rebajar hasta los nueve meses este plazo, según fuentes comunitarias, frente a los doce que querían y los seis que pedía la Eurocámara.

Scheinder ha explicado que el ponente de la Eurocámara responsable del registro de pasajeros aéreo, el eurodiputado ‘tory’ Timothy Kirkhope, les ha dicho “claramente que es imposible para el Parlamento Europeo ir más allá de seis meses, dado que es el plazo previsto en el acuerdo PNR con Estados Unidos de 2011”.

El ministro del Interior español, Jorge Fernández Díaz, ha dejado claro que “lo importante es que sean neve meses, sean ocho meses o sean siete” el registro de pasajeros europeos esté “antes de final de año” como se han comprometido porque se trata de una herramienta “necesaria” y “eficaz” para luchar contra la amenaza terrorista y el tráfico de armas, que están “tan vinculada” al terrorismo yihadista.

Asimismo, ha confiado en que haya acuerdo porque es “muy difícil” explicar a los ciudadanos la falta del mismo tras “cinco años” negociando su puesta en marcha, dado que son ellos son los “padecen las consecuencias”.

Difícil negociación

El ministro luxemburgués ha admitido que “la duración del periodo de conservación de los datos, en particular la duración del periodo antes de despersonalizar por enmascarameinto los elementos de informació que puedan servir para identificar directamente al pasajero ha sido “un punto difícil” de negociación con la Eurocámara.

Así, ha recordado que “en su propuesta inicial, la Comisión había previsto un periodo de solo 30 días y el Parlamento Europeo había respaldado a la Comisión en este punto” y que “por motivos operativos, el Consejo quería tener un periodo de dos años”.

La Eurocámara acepta la inclusión “voluntaria” en el sistema del PNR de los datos de los pasajeros de los vuelos intracomunitarios y de los vuelos Chárter, aunque el Gobierno francés ha pedido al resto de países “un compromiso político” para incluirlos de forma “real”, han explicado fuentes diplomáticas.

El ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve, ha calificado de “progreso considerable” el hecho de que “el Parlamento Europeo, la Comisión y el Consejo han encontrado un acuerdo para que los Estados puedan incluir los vueltos intraeuropeos en el PNR” y ha instado al resto a dejar claro “en una declaración” que “aprovechamos esta oportunidad”.

“Muchos de los que vienen del teatro de operaciones terroristas y que franquean las fronteras exteriores de la Unión, lo hacen utilizando los vuelos chárter, los vuelos intra-europeos y no tenemos ninguna posibilidad de establecer la trazabilidad del retorno de terroristas para poder neutralizarlos ante de que ataquen si no tenemos este instrumento”, ha justificado el francés.

El ministro holandés, Ard van der Steur, ha defendido que “es importante” que la directiva “tenga un estándar elevado de protección de datos” y respecto al “compromiso sobre los vuelos intra UE” ha dicho que “la proporcionalidad de esto también ha sido una cuestión importante”.

Único acuerdo sobre la mesa

El responsable de las negociaciones en nombre de la Eurocámara ha confiado en que “el Consejo acepte el acuerdo que está sobre la mesa” y que ha dejado claro “es el único acuerdo que está sobre la mesa” y ha criticado que los líderes del grupo del Partido Popular Europeo, de los socialistas y demócratas (S&D) y liberales (ALDE) hayan introducido “nuevas condiciones” para el acuerdo, que ha rechazado.

Los tres grupos han exigido “un periodo de retención de nueve meses para datos desenmascarados” frente a los “seis” propuestos por el ponente, “el intercambio automático de información” entre países y han explicado que no validarán “ningún acuerdo sobre el PNR a menos que haya resultados completos tanto en la directiva (del PNR) como en la regulación sobre Protección de Datos”, condiciones que van más allá de la “proporcionalidad”, ha criticado Kirkhope.

“El borrador de acuerdo ya incluye disposiciones para compartir la información relevante y necesaria entre los Estados miembro de la UE, pero es del todo desproporcionado exigir que todos los datos sean compartidos de forma obligatoria y dificultaría a las fuerzas del orden con datos que no pueden procesar”, ha avisado el eurodiputado ‘tory’en un comunicado.

Los Estados miembros discuten el intercambio obligatorio de datos pero no habría automaticidad y la autoridad nacional competente debería solicitar los datos, han explicado fuentes diplomáticas.