Al día, la actualidad en 140 segundos

La resolución independentista aprobada por el Parlamento de Cataluña el pasado 9 de noviembre es inconstitucional. Así lo ha determinado el Tribunal Constitucional tras dos días de deliberación de sus magistrados.

De manera unánime, los jueces del constitucional han decidido anular la resolución independentista atendiendo el recurso interpuesto por la abogacía del Estado el 11 de noviembre. Todavía no se han resuelto los recursos de amparo presentados por PP, C’s y PSOE en el Parlament contra  la manera en que la resolución fue tramitada, para el Constitucional este asunto no era tan prioritario. Iniciamos una nueva etapa del debate soberanista, desde el principio Junts pel Sí y la CUP dijeron que consideraban deslegitimado al Constitucional, y que no iban a acatar sus dictámenes.

¿Qué consecuencias tendrá para los independentistas desoír esta sentencia? ¿Cómo actuará el Gobierno si se produce esta desobediencia, teniendo en cuenta que las elecciones son en 18 días? Preguntas que los próximos días irán contestándose ahora toca echar un vistazo fuera.

Llevamos tiempo observando como Rusia y Turquía se envenenan mutuamente hasta el punto de que sus posturas en el conflicto sirio están dando lugar a un nuevo conflicto paralelo en el que están implicados los dos países.

Todo comenzó con el derribo del caza ruso al norte de Siria, un derribo que según Turquía se hizo tras alertar en varias ocasiones las autoridades turcas al avión de combate de que estaban invadiendo su espacio aéreo. Según Rusia esto no ocurrió en ningún momento y el caza fue derribado en algo así como un acto de guerra. Ahora, Putin ha acusado directamente a Erdogan de estar beneficiándose el tráfico de petróleo del Estado Islámico y por tanto, boicotear directamente la ofensiva rusa sobre las posiciones del Estado Islámico en  Siria. Además, el Gobierno ruso ha difundido unas imágenes que supuestamente prueban que Turquía está comprando el crudo al Estado Islámico.