La actualidad de la crónica negra en 140 segundos

La semana ha arrancado con crímenes pasionales. El lunes, Ponte Caldelas, en Pontevedra amaneció de luto tras el  brutal asesinato de Manuel Ángel Rivas. El examante de su mujer, Marcos, le esperó en el rellano de su vivienda, y se abalanzó sobre él, asestándole 20 puñaladas en el tórax y el abdomen, hasta causarle la muerte.

Sandra Martínez Araújo,trabajaba como enfermera en el Hospital Provincial de Pontevedra, y se había separado de su marido hacía más de un año. Fue entonces cuando comenzó una relación sentimental con Marcos Vidal González. Cuando esta segunda relación de la enfermera terminó, volvió con su actual marido, algo que Marcos no terminó de aceptar. Tras acuchillar en el rellano a Manuel, Marcos confesó el crimen a través de una llamada a la Guardia Civil.

Otro trío sentimental, ha dejado a unos padres sin la custodia de sus hijos.  Cris (36 años) y Sara (18 años) han sido padres de una niña hace un par de semanas, el mismo tiempo que llevan sin verla. ¿Por qué?, problemas legales. Cris y Sara, aparte de ser pareja, son padre e hija biológicos.

El padre asegura que siempre fueron amigos, y Sara lo ratifica. La joven se quedó embarazada con diecisiete años y decidió tenerlo, asegura. Un mes y medio antes del parto, la pareja fue citada por el departamento de Menores del Consell de Mallorca tras recibir una denuncia por abusos. Denuncia realizada por la exmujer de Cris, madre de Sara. Las opciones eran dos, dar a la niña en adopción o que Sara criara a su hijo sola en un Centro de madres solteras. Esta última opción, fue la que eligió Sara. Por el momento, se mantienen a la espera de una respuesta, que según Cris, parece no llegar nunca

Un bebé fue el motivo por el que Jonathan Moya ha sido condenado a 23 años y 7 meses de prisión, por el rapto y el asesinato del bebé Miriam.

El condenado de 28 años, golpeó  varias veces a la niña y envolvió a la menor con una cinta transparente con el propósito de asfixiarla para arrojar su cuerpo en una balsa de riego,donde fue hallada muerta.

Para rizar más el rizo, seguimos hablando de parejas, pero esta vez, fallecidas. El hombre acusado de matar a un matrimonio de ancianos en su domicilio ha ingresado en prisión provisional, como presunto autor de dos delitos de asesinato y robo con violencia.

El detenido, de 40 años, conocía a las víctimas por vivir en el mismo entorno. Los Mossos d’Esquadra sospechan que el detenido logró entrar en la casa aprovechándose que lo conocían, de ahí los accesos al domicilio no estuvieran forzados.