Asesinado por la expareja de su mujer en Ponte Caldelas

En Ponte Caldelas se vive un día de luto tras el crimen pasional que nos ha dejado el fin de semana. Manuel Ángel Rivas Guiños de 39 años, fue brutalmente asesinado en el rellano de su casa. Recibió hasta 20 puñaladas en el tórax y abdomen. El asesino, antiguo amante de su mujer, Marcos Vidal González, confesó su crimen a través de una llamada telefónica, y se entregó a la Guardia Civil.

Un trío amoroso

Manuel, había vuelto a vivir con su mujer, Sandra. Marcos, examante de Sandra, esperó en el rellano de su casa a Manuel, y acabó con su vida a navajazos. Marcos confesó el crimen a través de una llamada telefónica, y se entregó a la Guardia Civil en la playa del Verdugo. 

Ponte Caldelas,expareja, pontevedra, asesinado, manuel, sandra, marcos, rellano

Sandra Martínez Araújo,trabajaba como enfermera en el Hospital Provincial de Pontevedra, y se había separado de su marido hacía más de un año. Fue entonces cuando comenzó una relación sentimental con Marcos. Cuando la segunda relación de la enfermera terminó, volvió con su actual marido, algo que Marcos no terminó de aceptar.

Manuel acudió a la Guardia Civil alguna ocasión para presentar una denuncia al encontrar las ruedas de su coche rajadas. También Sandra, afirma haber sufrido acoso por parte de su expareja sentimental.

El asesinato

Los hechos ocurrieron en Ponte Caldelas, localidad de seis mil habitantes, a las 9:10 horas. El 112 recibió una llamada de una mujer que alertaba que su marido había sido acuchillado por un hombre que se encontraba en el domicilio, aunque ella no se encontraba en casa. 

Foto del presunto asesino. Fotografías de @lavozdegaliciaPonte Caldelas,expareja, pontevedra, asesinado, manuel, sandra, marcos, rellano

Marcos huyó a su casa para cambiarse de ropa antes de entregarse la Guardia Civil. Una vez entregado, fue hospitalizado en la Unidad de Psiquiatría del Complexo Hospitalario de Pontevedra.  Así, el detenido permanece custodiado por la Guardia Civil en dependencias hospitalarias a la espera del parte médico para poder pasar a disposición del juzgado.