¿Quién es el agente encubierto 2.0 ?

El 95 % de los ciberdelitos cometidos en España quedan impunes. Por ello, el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, ha desarrollado una nueva regulación para los agentes encubiertos que entrará en vigor el 7 de diciembre, según fuentes conocedoras del proyecto.

Agente encubierto: perseguir los delitos en la red

Cada vez son más los contenidos delictivos compartidos por la red y por zonas no detectables como la ‘Deep web’. Aprovechando el anonimato, los delincuentes comparten todo tipo de contenido delictivo, tráfico de productos, sustancias o armas. La nueva regulación del agente encubierto permite que el policía pueda asumir una identidad virtual falsa para intercambiar archivos ilícitos, para utilizarlos en la investigación. Estos archivos y agentes estarán siempre supervisados por un juez.

La falsa identidad les permitirá acceder a las comunidades cerradas que exigen una identificación o invitación de algunos miembros. Siempre que un juez lo autorice, podrán obtener imágenes y grabar conversaciones que se mantienen entre el agente y el investigado, siempre que se desarrollen en el interior de un domicilio.

El marco legal en el que se desarrolla la actividad

La gran duda de todo esto, ¿es lícito o legal enviar fotografías o archivos de una víctima? ¿es incitar a cometer un delito, la mejor manera de conseguir desenmascarar a quien lo comete?.

El artículo 282 de la última reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal registra, que “el agente encubierto estará exento de responsabilidad criminal por aquellas actuaciones que sean consecuencia necesaria del desarrollo de investigación”.  Así mismo, afirma que el juez de instrucción podrá autorizar a funcionarios de la Policía Judicial, para actuar bajo identidad supuesta en canales cerrados con el fin de averiguar delitos. El agente, “podrá intercambiar o enviar por sí mismo archivos ilícitos por razón de su contenido y analizar los resultados de los algoritmos aplicados para la identificación de dichos archivos ilícitos”.

Los foros cerrados

Podrá introducirse en foros de terroristas y explotación sexual a menores. Para acceder a este tipo de canales privados, es habitual solicitar a los nuevos miembros el envío de fotos y vídeos, como prueba ‘de buena fe’ por parte de los pedófilos y así comprobar si tienen material novedoso para compartir.

El agente, con el mayor control y sin faltar a los derechos fundamentales de los implicados, podrá intercambiar archivos minimizándose el impacto negativo que provoca esta difusión en la víctima.

Los expertos contra la ciber delincuencia consideran la figura del agente encubierto un mecanismo muy eficaz para perseguir delitos concretos que se cometen a través de la red.