El operativo antiterrorista del domingo frustró la preparación de atentados en Bruselas

El operativo antiterrorista que el pasado domingo llevó a cabo redadas simultáneas en varios distritos de Bruselas y en la localidad de Charleroi permitió «desestabilizar» una célula yihadista que preparaba atentados en la capital europea a imagen de los perpetrados el 13 de noviembre en París, según fuentes de la investigación citadas por los diarios ‘L’Echo’ y ‘De Tijd’.

La Fiscalía belga ha informado de que 21 sospechosos fueron detenidos entre la noche del domingo y la mañana del lunes, pero sólo tres de estos detenidos siguen en prisión con cargos de terrorismo. El resto ha sido puesto en libertad.

Los registros permitieron a la Policía incautarse de 26.000 euros y objetos de los que no ha informado con posterioridad, pero un portavoz de la Fiscalía federal afirmó en una rueda posterior al operativo que no se hallaron «ni armas ni explosivos» en los lugares controlados.

Pese a ello, según las fuentes citadas por los diarios, sostienen que el despliegue policial permitió «desestabilizar» una célula que preparaba una cadena de atentados en Bruselas, ya que las actuaciones han debilitado la red de apoyo de los terroristas en Bélgica al identificar a sus apoyos y simpatizantes.

En total, las autoridades belgas mantienen en prisión a cinco hombres acusados de participación en grupo terrorista y en actividad terrorista, por su relación con los atentados que dejaron al menos 130 muertos en París.

Además buscan a al menos dos fugitivos directamente relacionados el 13N. Se trata de Salah Abdeslam, al que los investigadores consideran autor material de los atentados y sitúan en Bruselas los días posteriores, y Mohamed Abrini, que condujo a Abdeslam hasta París en el Renault Clio utilizado en los ataques.