Operación antiyihadista en París: ‘caza’ al cerebro de los atentados del fin de semana

Dos presuntos terroristas muertos, uno tras el intercambio de disparos con la policía y una mujer que habría hecho explotar una bomba cuando la policía intentaba acceder a su domicilio, y un transeúnte alcanzado por las balas, es el balance provisional de la operación antiterrorista que se desarrolla en el barrio de Saint Denis, norte de París.

Los medios locales informan también de que al menos menos tres policías resultaron heridos en el operativo que sigue abierto y que se han producido varias detenciones -al menos tres-. Disparos, explosiones -hasta siete-, carreras y un amplio cordón policial cercando un edificio en el barrio de Saint Denis donde se han hecho fuertes los terroristas es la última hora que llega desde Saint Denis.

Según la fiscalía de París, las pesquisas llevaron a los agentes a dos pisos en el barrio que presuntamente podrían albergar a los terroristas y el cruce de disparos y las explosiones se produjeron al intentar acceder a estos dos domicilios.

El teléfono móvil encontrado en un cubo de la basura en la sala Bataclan con mensajes de los terroristas al presunto líder de los comandos ha sido uno de las pistas que han conducido a la policía francesa a sospechar que Abdelhamid Abaaoud, podría encontrarse en París.

Este es el objetivo de esta operación de la unidad de élite de la policía francesa y del ejército que comenzó a las cuatro de la madrugada con un amplio operativo de fuerzas terrestres y aéreas formado por más de 100 agentes. La operación todavía permanece abierta.

Los vecinos de Saint Denis permanecen en sus domicilios por motivos de seguridad hasta que finalice la operación