La vacuna contra el sarampión ha salvado la vida de 17 millones de personas desde el 2000

La vacuna contra al sarampión ha permitido salvar la vida a unas 17 millones de personas desde el año 2000, según ha informado la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha destacado que la vacunación contra esta enfermedad ha jugado un papel especialmente clave en la reducción de la mortalidad infantil y en los progresos para alcanzar la meta 4 de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

No obstante, los nuevos datos publicados por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades han mostrado que el aumento de la cobertura mundial de inmunización se ha estancado recientemente ya que, mientras que la cobertura con la primera dosis de la vacuna contra el sarampión a nivel mundial aumentó del 72 por ciento al 85 por ciento entre los años 200 y 2010, en los últimos cuatro años no se han producido cambios al respecto.

“No podernos darnos el lujo de bajar la guardia. Si los niños faltan a la vacunación de rutina y no están incluidos en las campañas nacionales de vacunación, no vamos a poder cerrar la brecha de la inmunización”, ha recalcado el director del departamento de Inmunización, Vacunas y Productos Biológicos, Jean-Marie Okwo-Bele.

Déficit de vacunación en los estados miembros

Asimismo, la OMS ha advertido de que ante el actual panorama, los Estados Miembros no van a poder eliminar la incidencia de la enfermedad en sus regiones ya que, tal y como ha recordado, aunque todos incluyen al menos una dosis de esta vacuna en su calendario de vacunación, sólo el 63 por ciento de los países han administrado la primera dosis al 90 por ciento de los niños.

Finalmente, el organismo ha recordado que el sarampión es “altamente contagioso y fuerte” y que se necesitan esfuerzos sostenidos para mantener el nivel actual de control. Junto con los cambios en las políticas y prácticas en países con alta carga, los esfuerzos de vacunación y vigilancia deben ser financiados, mantenidos y fortalecidos.

“A pesar de la reducción de bienvenida en las muertes por sarampión, esta enfermedad altamente infecciosa sigue teniendo un efecto terrible en las vidas de los niños de todo el mundo. Por ello, un enfoque coordinado que ponga un empeño más fuerte para que la inmunización sistemática esté en su núcleo será fundamental a la hora de conseguir que el sarampión esté bajo control y se asegure una mayor reducción de la mortalidad por esta enfermedad prevenible por vacunación”, ha zanjado el presidente ejecutivo de la alianza Gavi, Seth Berkley.