Prisión sin fianza en EE UU para los sobrinos de Maduro acusados de narcotráfico

Prisión sin fianza para el ahijado y un sobrino del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, tras su primera comparecencia ante el juez de Nueva York.  Efraín Antonio Campo Flores, ahijado del mandatario venezolano, y Francisco Flores de Freitas, sobrino, permanecerán en el penal federal Metropolitan Correctional Center hasta al menos su próxima comparecencia ante el juez, fijada para el 18 de noviembre.

Ayudados por un traductor provisto por el juzgado, Campo Flores y Flores Freitas dijeron comprender los cargos, sin hacer más declaración a lo largo de la breve comparecencia, de apenas cinco minutos, y que empezó pasadas las 18.30 hora local (23.30 GMT) y con gran presencia de periodistas hispanos.

Uno de los abogados, John Reilly, explicó a los periodistas que la defensa estudiará si en la citación de la próxima semana reclamarán que se establezca una fianza para los dos jóvenes.Será entonces también cuando previsiblemente los acusados se declaren inocentes o culpables.

Según la ley penal estadounidense, ambos imputados podrían enfrentarse como máximo a una condena de cadena perpetua por los delitos de los que se les acusa. Los dos hombres participaron presuntamente en varios encuentros durante el mes de octubre para organizar el envío de un cargamento de cocaína a través de Honduras.

Según el documento presentado por la fiscalía y hecho público  Campo Flores y Flores de Freitas conspiraron junto a otras personas para introducir en EE.UU. al menos cinco kilos de droga, aunque en las informaciones aparecidas previamente en medios estadounidenses se hablaba de un envío de 800 kilos.

Ambos fueron detenidos esta semana en Puerto Príncipe (Haití) y entregados a las autoridades estadounidenses, que los trasladaron a Nueva York.