Al día, la actualidad en 140 segundos

Al día, la actualidad en 140 segundos

Ya está aquí el barómetro del CIS de octubre con los datos de intención de voto y la valoración de los políticos del panorama patrio. En los primeros puestos del ranking de intención, como siempre PP y PSOE.

Encabezando la estimación de voto se encuentra el PP con un 29,1%, seguido del PSOE con un 25,3% y como tercera fuerza y consolidando su posición Ciudadanos con un 14,7%. En cuarto lugar se sitúa Podemos con un 10,8%. El partido de Pablo Iglesias sigue cayendo.Pese a ser el Partido Popular la fuerza con mayor porcentaje en intención de voto, resulta que tiene el candidato peor valorado, Rajoy no llega ni al tres y además más de la mitad de los Españoles han afirmado no tener ninguna confianza en él. Pedro Sánchez obtiene mejor nota que el Presidente y también le supera en el grado de confianza que los españoles depositan en él. Aun así, se mantiene a cierta distancia del partido de Mariano Rajoy aunque la estimación de voto socialista ha subido algunas décimas con respecto al anterior barómetro y mantiene una notable ventaja con respecto a Ciudadanos. Eso sí, el PP lidera el ranking pero está lejos de la mayoría absoluta, algo que facilita el camino a Sánchez. Esta todo por decidir.

Seguro que tanto Rajoy, como Sánchez, como Rivera y como Iglesias han esperado ávidos los resultados de este barómetro que empieza a dar pistas sobre el posible escenario que surja tras las generales, pero no son los únicos preocupados por los comicios, también lo están en Cataluña donde Junts Pel Sí y la CUP trabajan a destajo para lograr llegar a un acuerdo antes del 20D, pero primero tienen que solucionar la papeleta de la investidura de Artur Mas. Continúan diciendo que no le votarán así que están a la espera de que Junts Pel Sí presente un nuevo candidato para valorarlo.

Todo esto mientras el Tribunal Constitucional ha decidido admitir a trámite los recursos de Ciudadanos, PSC y Partido Popular contra la declaración de independencia aunque también permitirá que se celebre el pleno en el Parlament del próximo lunes en el que se debatirá la propuesta.