Volkswagen admite que el fraude de los motores se extiende a los de gasolina

Volkswagen acumula una nueva mentira en el escándalo de los motores trucados. El ministro de Transportes alemán, Alexander Dobrindt, ha afirmado de los nuevos 800.000 vehículos que VW ha admitido que presentan emisiones “irregulares”, unos 98.000 cuentan con motores gasolina.

El ministro ha señalado, además,que si los automóviles contaminan más de lo admitido, el impuesto de circulación subirá. En este sentido, Dobrindt ha dicho que están estudiando cómo hacer para que ese coste, que además sería retroactivo, no se exija a los conductores, sino a la empresa.

Estos nuevos datos han provocado que las acciones de Volkswagen se desplomen en la Bolsa alemana un 9,5%, hasta los 100,45 euros. Las nuevas revelaciones están perjudicando todavía más la imagen del mayor fabricante europeo de coches.