CaixaBank, a la cabeza entre las corporaciones que luchan contra el cambio climático

El ‘Clean Power Plan‘ de Obama ante la próxima Cumbre del Clima de París ha puesto el acento en la responsabilidad social de las empresas ante el cambio climático y otorga relevancia a ránkings como el CDP, el índice el índice global que evalúa la actuación de las empresas en cuestiones que influyen en el mismo. Por segundo año consecutivo, CaixaBank se sitúa entre las empresas mejor valoradas y este año obtiene la máxima puntuación en el “The Climate A List”.

El índice CDP incluye a las 113 compañías de todo el mundo con la mejor estrategia corporativa frente al calentamiento global y CaixaBank ha obtenido la máxima puntuación posible, 100 A en transparencia y actuación frente al cambio climático, lo que la sitúa entre los líderes corporativos en gestión medioambiental a nivel internacional.

El informe DCP2015, hecho público hoy, destaca entre los logros conseguidos por la entidad presidida por Isidro Fainé una reducción del consumo eléctrico del 7% en 2014 respecto al año anterior y un aumento anual de las reuniones virtuales, que reducen los viajes, del 36%. Por otro lado, en el ámbito corporativo, CaixaBank desarrolla una estrategia de compensación de emisiones de CO2.

 

CaixaBank y la responsabilidad social corporativa

Por su parte, CaixaBank, asegura que la preservación del medio ambiente forma parte de manera destacada en su estrategia de responsabilidad corporativa. Así, ha introducido medidas como la inclusión de criterios ambientales en productos financieros y en operaciones de financiación, y el impulso de iniciativas de sensibilización ambiental dirigidas tanto a sus más de 14 millones de clientes, como a sus empleados.

Proyectos que incluyen la firma digital y digitalización de documentos para reducir el consumo de papel y fomentar líneas de financiación especiales para proyectos ecológicos.

El estudio DPC se realiza a petición de 822 inversores internacionales, que suman un volumen de activos total de 95.000 millones de dólares. Los resultados del CDP son relevantes para inversores institucionales y otros agentes, que utilizan el ránking para evaluar el compromiso de las empresas con la sostenibilidad.

En la edición de 2015, solo el 5%  de las empresas evaluadas han conseguido entrar en “The Climate A List”.