El avión ruso estalló en el aire, según un satélite de EE UU

Un satélite de los Estados Unidos detectó un “destello de calor” sobre el Sinaí cuando el avión ruso se estrelló. Este hecho alimenta la teoría de que la aeronave estalló en el aire, bien fruto por una explosión de combustible o por una bomba detonada en su interior.

La información la ha revelado un funcionario de Defensa estadounidense a la cadena NBC, quien descarta que el siniestro se deba al impacto de un misil contra el avión. “El avión se desintegró a muy alta altura. Hubo una explosión de algún tipo”, añadió.

A falta de conocer el contenido de las cajas negras, los investigadores rusos concluyen que en los minutos previos al accidente, el avión había iniciado una rápida caída desde los 9.100 metros de altitud. Y que antes de estrellarse se rompió en dos pedazos e pleno vuelo.

En tanto, el Presidente egipcio Abdel Fattah al Sisi, sigue descartando la teoría del atentado  y afirma que “la propaganda según la cual el avión se estrelló por culpa del Estado Islámico sólo es  una manera de hacer daño a la estabilidad y a la seguridad de Egipto”.

Mientras sigue la búsqueda de cuerpos en la región desértica del Sinaí.