La madre de Leopoldo López perdona al ex fiscal pese al “sufrimiento” que les ha causado

Antonieta Mendoza, madre del dirigente de Voluntad Popular (VP) Leopoldo López, ha dicho que perdona al exfiscal Franklin Nieves pese al “sufrimiento” que ha causado a la familia, ya que el exfuncionario venezolano –que ha huido del país alegando “presiones” por parte del Gobierno– participó en el encarcelamiento del líder opositor.

“Yo perdono a Franklin Nieves a pesar del sufrimiento tan grande que hemos tenido durante estos dos años”, ha respondido la madre de López al ser preguntada sobre las declaraciones que Nieves dio a la cadena estadounidense CNN en Español, donde volvió a admitir que el proceso contra López se sustentó en pruebas “falsas”, al tiempo que se disculpaba por sus acciones.

Mendoza ha acudido a la sede de la Fiscalía, acompañada por el abogado de López, Juan Carlos Gutiérrez, precisamente para solicitar que se designe a un fiscal especial que investigue las afirmaciones de Nieves, que desde su exilio está acusando al Gobierno de Nicolás Maduro de inventarse las pruebas contra el líder opositor por las que finalmente ha sido condenado a más de 13 años y 9 meses de prisión.

“La investigación de estas graves declaraciones no puede ser hecha por funcionarios del Ministerio Público, debe ser practicada por un profesional autónomo, que no guarde identificación con ningún cuerpo ni organismo del Estado venezolano, ni que tenga ninguna vinculación con partidos políticos ni con instituciones públicas o privadas”, ha dicho la madre de López, tal y como ha informado el diario ‘El Universal’.

Juicio contra Leopoldo López

López, jefe de Voluntad Popular, fue condenado el 11 de septiembre a 13 años y nueve meses de prisión por los delitos de daño, incendio, instigación y asociación para delinquir como autor intelectual de las revueltas opositoras de 2014.

Los hechos se remontan al 12 de febrero de ese año, cuando miles de personas salieron a las calles de Caracas para protestar contra el Gobierno de Nicolás Maduro y decidieron marchar hacia la Fiscalía, donde fueron interceptados por los grupos armados afines al Ejecutivo, dando lugar a un duro enfrentamiento.

Las autoridades venezolanas consideran que López es el responsable de estos disturbios, que marcaron el inicio de una crisis política que se saldó con 43 muertos, cerca de un millar de heridos y cientos de detenidos, por convocar la marcha hacia la Fiscalía.

López está detenido desde el 18 de febrero de 2014 en la prisión militar de Ramo Verde, cerca de Caracas, donde, según ha denunciado su familia y la oposición, es víctima de numerosos abusos, como aislamiento injustificado e interceptación de las comunicaciones.