Carme Forcadell candidata de Junts Pel Sí para presidir el Parlament

ERC ha propuesto que la expresidenta de la ANC Carme Forcadell y número dos de la candidatura de Junts pel Sí sea la nueva presidenta del Parlament de Cataluña, han explicado fuentes republicanas a Europa Press.

El acuerdo entre ERC y CDC para formar la coalición Junts pel Sí incluía que la Presidencia de Generalitat sería para los convergentes –en concreto para Artur Mas– y la Presidencia de la Cámara catalana la designaría la formación que lidera Oriol Junqueras.

Tras unas semanas de debate interno, ERC ha optado por Carme Forcadell, que desde la presidencia de la ANC (abril 2012-mayo 2015) fue muy activa en la organización de las primeras movilizaciones para impulsar el proceso independentista, en especial durante las últimas diadas.

Forcadell dejó la Presidencia de la ANC en mayo de este año, pero lejos de alejarse de la actividad política y del foco mediático, en julio fue situada como número dos de la candidatura al Parlament tras el jefe de filas, Raül Romeva, y por delante del presidente Artur Mas, que fue de número cuatro.

Aunque Forcadell fue presentada como una de las independientes de renombre de la lista soberanista, es militante de ERC y en el pasado fue miembro de la Ejecutiva Nacional entre 2001 y 2004 y concejal en el Ayuntamiento de Sabadell (Barcelona) entre 2003 y 2007.

En la pasada legislatura la representante de ERC en la Mesa fue Anna Simó, que ejerció de vicepresidenta primera, y aunque su nombre también sonó como nueva presidenta, finalmente los republicanos han optado por Forcadell.

El punto fuerte de Simó –también exconsellera– era su gran conocimiento de la Cámara al haber presidido plenos con solvencia en la última legislatura en ausencia De Gispert, pero finalmente ha prevalecido el gran relieve mediático de Forcadell.

Finalmente, los republicanos propondrán también que Simó siga en la mesa pero no como vicepresidenta, sino como secretaria primera.

Los republicanos también contemplaron que el presidente fuera el líder del partido, Oriol Junqueras, pero finalmente esta opción también fue descartada porque su papel final, con toda probabilidad, será un puesto relevante en el próximo Govern.

La fecha límite para constituir el Parlament finaliza el lunes 26 de octubre, y la potestad para convocar este pleno de arranque de la legislatura es del presidente en funciones, Artur Mas.

En manos de la CUP

Según el artículo 44 del reglamento del Parlament es necesaria una mayoría absoluta de votos de la Cámara para elegir al presidente, por lo que Junts pel Sí logrará que Forcadell sea designada presidenta si consigue el único apoyo de la CUP –entre ambos suman 72 diputados de 135–.

La CUP ha reiterado en varias ocasiones que rechaza que Mas sea presidente de la Generalitat, pero no ha expresado ninguna objeción sobre la Presidencia de la Cámara, por lo que todo apunta que facilitará la elección de Forcadell.

Una de las pocas cosas que trascendido de las negociaciones entre Junts pel sí y la CUP sobre el inicio de la legislatura es su acuerdo para buscar que en la Mesa del Parlament –órgano director de la Cámara– haya un mayoría independentista y situar allí cuatro de sus siete miembros.

Si Junts pel sí y la CUP unen sus votos para situar a cuatro miembros en la Mesa, esto podría dejar sin representación en el órgano director al PP, pese a que los populares tiene un diputado más que el CUP en el hemiciclo catalán.

Si logra los votos necesarios, Forcadell sustituirá a la democristiana Núria de Gispert (2010-2015), que fue en un lugar simbólico en la lista de Junts pel sí; De Gispert, a su vez, sustituyó en 2010 al último presidente republicano que había tenido la Cámara, Ernest Benach (2003-2010).