Pedro Sánchez cierra con un gran acto el proceso de elaboración de listas

El secretario general del PSOE y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha sacado pecho de los fichajes que ha hecho para las próximas elecciones y ha subrayado que mientras los dirigentes del PP “dimiten o se avergüenzan” de su partido, los socialistas se abren a “independientes no indiferentes, porque el PSOE es de la inmensa mayoría de los españoles”.

Así se ha pronunciado el líder de los socialistas en el primer gran mitin de precampaña, que ha reunido a unos 4.000 militantes y simpatizantes, y en el que ha presentado a sus candidatos a las próximas elecciones generales. Sánchez se ha dado un baño de entusiasmo por quienes han abarrotado el estadio ‘Magariños’ y le han aclamado como “presidente”.

En sus cuarenta minutos de intervención, ha tenido que interrumpirse en varias ocasiones ante los gritos de apoyo que le lanzaban los espontáneos, muy entregados. Además de los habituales ‘guapo’, se han escuchado muchos mensajes de aliento para La Moncloa, además de algún ‘machote’.

“Este partido lo vamos a ganar”

“Este partido lo vamos a ganar”, han coreado para recibirle cuando ha comenzado su intervención. Sánchez ha recordado que en este polideportivo formó parte de “un gran equipo, una gran familia” y se ha proclamado convencido de que “con esfuerzo, con generosidad y compromiso, no hay reto imposible”.

Flanqueado por todos los cabezas de lista y sus compañeros en los primeros puestos de la lista por Madrid, el candidato a la Presidencia del Gobierno ha proclamado su “orgullo” por los logros del PSOE en sus 136 años de historia y ha defendido que es el partido que mejor ha sabido “integrar y unir” a los españoles. “Ese es el patrimonio que nos avala”, ha afirmado.

Tras el atril no estaba la ‘número cuatro’ por Madrid, la exdiputada de UPyD Irene Lozano, que ha ocupado un lugar más discreto y ha permanecido sentada en la cancha junto a otros dirigentes socialistas y los miembros del grupo de expertos con el que van a elaborar el programa electoral para las generales.

Sin mencionar a este fichaje, que ha causado malestar en algunos sectores del partido, Sánchez se ha mostrado orgulloso de las incorporaciones. “En un momento en que los dirigentes del PP dimiten o se avergüenzan del PP, nosotros abrimos el partido a independientes no indiferentes, porque siempre supimos que el PSOE es de la inmensa mayoría de los españoles”, ha dicho.

Ha insistido en que el PSOE “es el enorme cauce sobre el que siempre fluyen las corrientes de energía, de ilusión y las convicciones que han cambiado España y volverán a cambiarla” y se ha dirigido a sus candidatos para decirles que ellos serán “representantes de la voluntad ciudadana bajo las siglas del Partido Socialista”.

El líder de los socialistas no ha hecho ninguna mención en su intervención de Irene Lozano ni de la excomandante Zaida Cantera, número seis por Madrid, que sí ha compartido bancada con el resto de aspirantes madrileños y los cabezas de lista al Congreso.

En esta zona también estaba la nueva cabeza de lista por Guadalajara, la secretaria de Empleo, Luz Rodríguez, que ha sido trasladada a esta candidatura desde el ‘número cuatro’ de Madrid, que ocupa ahora Irene Lozano. Rodríguez no acudió ayer al Comité Federal que aprobó las listas, pero hoy ha acudido al acto, en el que ha repartido saludos y besos y ha aplaudido la intervención del secretario general.

Sentado a su lado ha estado el ‘número siete’ de la lista, Eduardo Madina, que no ha entrado al recinto junto a sus compañeros de la lista. Al antiguo rival en la carrera por la Secretaría General, se le ha visto aplaudir en algunos momentos la intervención de Sánchez, aunque ha habido muchos momentos en que no ha acompañado las palmas del resto de candidatos.

Sánchez ha tratado de zanjar este domingo el malestar que provocó en algunas federaciones la inclusión de Lozano, por las críticas que ha hecho al PSOE en los últimos años. Aunque la tensión ya se rebajó en el Comité Federal del sábado, a la exdiputada de Rosa Díez se le ha preguntado a su llegada al mitin por las disculpas que algunos le pidieron y ha defendido que lo que quiere subrayar es lo que tiene “en común” con el PSOE.

Además, ha agradecido la “alegría” que le han transmitido los militantes y ha subrayado que el hecho de que le hayan incluido en la listas demuestra “cómo está cambiando” el PSOE. Y se ha mostrado convencida de que los militantes socialistas son igual de “beligerantes” que ella con la corrupción.

“Es un cambio que une personas y territorios”

Para cerrar su intervención, el candidato socialista ha llamado a los suyos a defender  que hay “otra España posible” que hay que “construir entre todos”. “Eso es lo que proponemos los socialistas con un cambio que une personas, que une territorios, que une todo lo que el PP ha separado: empleo y derechos, formación y oportunidades, futuro y esperanza”, ha afirmado, cuando ya apenas se le oía entre los aplausos del auditorio.

El candidato a la Presidencia ha expresado su “plena confianza en el buen criterio de los españoles” y se ha mostrado “convencido” de que pueden ganar las elecciones. “Estamos preparados para gobernar, estos son nuestros candidatos. ¡Son los candidatos de la igualdad! Los hombres y mujeres llamados a abrir un nuevo tiempo político en España”, ha proclamado.

Al mitin de este domingo han acudido los presidentes de Asturias, Javier Fernández, y Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y los secretarios generales de Murcia, Rafael González Tovar, y Navarra, María Chivite.