El Gobierno reducirá la emisión neta del Tesoro de este año a 48.000 millones

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha avanzado que el Gobierno reducirá la emisión neta del Tesoro a 48.000 millones, frente a los 55.000 que se plantearon inicialmente y los 51.000 que estimó hace unos meses gracias a la mejora económica.

Así lo ha señalado Guindos en el ‘FT Spain Summit 2015’, organizado por Financial Times, donde ha explicado que la nueva cifra de emisión supone una reducción de siete décimas en términos de PIB.

Además, el ministro se ha mostrado convencido de que el ahorro en emisiones ayudará a cumplir con el objetivo de déficit del 4,2% pactado con Bruselas, a pesar de las dudas que ha planteado la Comisión Europea.

De hecho, en declaraciones a los medios tras participar en el foro, Guindos ha explicado que el primer objetivo que se planteó de 55.000 millones ya era «compatible» con el 4,2%, por lo que la reducción de la cifra refuerza la percepción de que se va a cumplir.

«Estoy totalmente convencido de que este año vamos a cumplir los objetivos y que la economía española, si aplica el Presupuesto del año que viene, también cumplirá en 2016 y dejará el déficit por debajo del 3%», ha dicho en la intervención.

Según Guindos, la recuperación económica «está ahí» y está permitiendo que España empiece a salir del túnel. De hecho, ha recordado que España se ha quedado fuera de la revisión a baja de las previsiones que ha hecho el Fondo Monetario Internacional (FMI) y se ha mostrado convencido de que será una de las economías avanzadas que más crezca tanto en 2015 como en 2016.

A su parecer, España es hoy un país competitivo y continuará siéndolo y genera confianza gracias a las reformas que ha desarrollado estos años y a la política presupuestaria implementada. En concreto, Guindos se ha referido al sistema bancario, que preocupaba mucho a los inversores hace unos años y que ahora se percibe como un sistema «sólido y solvente» que empieza a dar crédito.

De la misma forma, ha destacado la buena evolución del mercado laboral que se está produciendo gracias a las reformas, que ya están dando resultados, aunque ha admitido que hay que seguir trabajando en las políticas activas porque el principal problema de la economía española sigue siendo el paro de larga duración.

«Esto debería ser el primer objetivo del próximo Gobierno», ha dicho Guindos, tras asegurar que lo más importante de la reforma laboral «ya se ha hecho» y lo que queda es mejorar la empleabilidad de los desempleados a través de las políticas activas de empleo.

LA EPA SERÁ BUENA

En cualquier caso, se ha mostrado convencido de que la Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre, que se publicará la semana que viene, arrojará un incremento del empleo y una reducción del paro porque la economía ha seguido evolucionando bien entre junio y septiembre.

Igualmente, Guindos ha resaltado la importancia de finalizar otras reformas como la ley de unidad de mercado y de implementar nuevas iniciativas para no abandonar el camino empezado. A su juicio, las reformas que hay que seguir haciendo son diferentes a las que se han puesto en práctica en esta legislatura porque la situación es «totalmente diferente», pero también son importantes.

«Hay que mantener el mismo camino y continuar con los esfuerzos de consolidación fiscal y las reformas», ha dicho, tras considerar que la agenda de reformas de el Gobierno de Mariano Rajoy no se puede comparar a lo que ha ocurrido hasta ahora.

LA SOCIEDAD RECONOCERÁ TODO EN LAS ELECCIONES

De hecho, se ha mostrado convencido de que todo esto se reconocerá en las elecciones del próximo 20 de diciembre, porque la sociedad española «es muy madura» y sabe «perfectamente» donde está España ahora y de dónde viene.

Aunque muchos dicen que la recuperación sólo se ve en las cifras y que no ha llegado a los ciudadanos, Guindos ha insistido en que el crecimiento y el empleo están ahí y en que la sociedad lo sabe.

Preguntado por cual debe ser la prioridad del próximo gobierno, Guindos se ha inclinado por mantener la consolidación fiscal y las reformas, porque la economía sigue teniendo vulnerabilidades y debe mantener el camino emprendido para no volver a la situación anterior.

«(La situación) se salvó una vez, la segunda a lo mejor es más complicado», ha dicho el ministro, tras recordar que ésta ha sido la peor crisis de los últimos tiempos y que, además, se ha juntado con problemas de otra índole como el catalán o la corrupción. A su parecer, el Gobierno de Rajoy es el que se ha enfrentado sin duda a la situación «más difícil» de la historia moderna de España.

UN GIRO ECONÓMICO «IMPRESIONANTE»

Según Guindos, se pueden hacer muchos reproches al Gobierno, pero no se puede negar el giro que ha dado el país desde el punto de vista económico, que ha sido «impresionante». «Se puede pedir más o menos, pero nadie puede dudar de eso», ha subrayado.

Por todo, se ha mostrado convencido de que la sociedad volverá a elegir de forma «madura y sabia» el 20 de diciembre, como siempre lo ha hecho, y tendrá en cuenta que este Gobierno evitó el rescate y la pérdida de autonomía del país, uno de sus grandes logros.

Finalmente, preguntado por la situación de Cataluña, Guindos ha recordado que es la región que más se ha beneficiado de las reformas del Gobierno y ha advertido de que ahora los catalanes se van a encontrar con un gobierno extremista de izquierdas que deja a la derecha a Syriza.