Archivada la causa por los 15 inmigrantes que murieron ahogados en Ceuta

El Juzgado de Instrucción número 6 de Ceuta ha archivado la causa contra los 16 guardias civiles que estaban imputados por la muerte de 13 inmigrantes subsaharianos que intentaron entrar en Ceuta el 6 de febrero de 2014 y que murieron ahogados en el mar.

El proceso fue abierto por el Juzgado de Instrucción número 6 de Ceuta y 16 guardias civiles (trece agentes, un capitán, un teniente y un sargento) fueron imputados y prestaron declaración en el mes de marzo.

 

Los imputados coincidieron en afirmar que los inmigrantes murieron ahogados y que su intervención en el suceso no tuvo nada que ver con dichas muertes. Los agentes aseguraron que actuaron conforme a lo que marcaba la ley ante un intento de entrada ilegal por la frontera y que, en ningún momento, emplearon el material antidisturbios contra los inmigrantes, sino solo para evitar que accedieran a Ceuta.

Según el auto al que ha tenido acceso el Faro de Ceuta  y por el que se dicta el sobreseimiento del caso del 6-F, la Guardia Civil actuó según la orden de servicio 15/11, y que las circunstancias que se se produjeron ese día en el Tarajal «legitimaron el uso de material antidisturbios», estando «obligados a emplearlo» en el ejercicio de sus labores de protección de la Frontera.

El letrado y portavoz nacional de la Unión de Guardias Civiles, Jesús Martín Vázquez, ha dicho en Twitter que se alegra «profundamente» de haber contribuido «junto a otros» al archivo del caso y ha lamentado «el juicio paralelo a los miembros de la Guardia Civil». En este sentido, «ha estado siempre defendiendo a los guardias que impermeabilizan la frontera en Ceuta, por lo que celebramos el archivo de la causa».

 

El procedimiento se inició tras la denuncia de la Abogacía del Estado, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado así como otras asociaciones como Coordinadora de Barrios y Pro Derechos Humanos.