Cerco a los barrios palestinos de Jerusalén tras un atentado frustrado

Las fuerzas de seguridad de Jerusalén han abatido a tiros a un palestino que intentaba atacar a un agente armado con un cuchillo. El suceso ha tenido lugar en la Puerta de Damasco, uno de los accesos a la ciudadela antigua amurallada de la ciudad.

“Un terrorista que corría con un cuchillo hacia un guardia (…) fue neutralizado por la policía”, según un comunicado. “El terrorista está muerto”, agrega el texto, describiéndolo como “miembro de una minoría”,  término que la policía usa para referirse a los árabes, sin aclarar si se trataba de un palestino o de un árabe de nacionalidad israelí.

 

Los hechos han ocurrido horas antes de que el Ejército tomara las calles de Jerusalén y cercara los barrios palestinos. Es la respuesta del ejecutivo de Netanyahu ante el temor provocado por la oleada de ataques de palestinos armados con cuchillos que ayer provocaron la muerte de cuatro personas.

 

Desde el pasado 1 de octubre siete israelíes y treinta palestinos han muerto en choques violentos en diferentes localidades del país.