Detenidos el encargado y la camarera de un club de alterne por explotación sexual

Agentes de la Policía Nacional han detenido al encargado y a la camarera de un club de alterne de Alcuéscar (Cáceres) acusados de explotación sexual, ya que cobraban directamente a los clientes por los servicios sexuales contratados y se quedaban con parte del dinero.

En concreto, el pasado día 7 de octubre, funcionarios de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Cáceres, junto a personal adscrito al Ministerio de Trabajo e Inmigración, realizaron un control en un club de alterne sito en la localidad de Alcuescar (Cáceres).

En el marco de este control se realizaron una serie de entrevistas, “por separado y reservadas”, a las mujeres identificadas en dicho local,  principalmente referidas a las normas de funcionamiento del club que, una vez analizadas, “llevaron a los investigadores a entender que los encargados podrían estar cometiendo un delitos relativo a la prostitución y explotación sexual”.

Según explica la Policía Local en nota de prensa, los clientes pagaban los servicios sexuales contratados directamente al encargado del club que, al final de la noche y tras descontar un determinado porcentaje que se quedaba “la casa”, entregaba  a cada chica lo que le correspondía.

Uno de los detenidos tenía antecedentes policiales

Además, “la casa” también se quedaba el cincuenta por ciento de todas aquellas consumiciones que los clientes invitaban a las chicas, señala la policía.

Por todo ello, el encargado del club, de 52 años de edad y con antecedentes policiales por hechos similares, y la camarera, de 39 años, y nacionalidad rumana, sin antecedentes policiales, fueron detenidos entre el pasado día 9 y este pasado martes, como presuntos responsables de un delito relativo a la prostitución y explotación sexual. Tras ser oídos en declaración, ambos fueron puestos en libertad con cargos.

Cabe destacar que esta actuación se enmarca en los controles en materia de extranjería llevados a cabo por las Brigadas Provinciales de Extranjería y Fronteras, en colaboración con la Inspección de Trabajo,  en los clubes de alterne y en los pisos particulares en los que se ejerce la prostitución, para “no sólo de luchar contra la inmigración ilegal, sino también de prevenir y erradicar la trata de seres humanos, la prostitución coactiva o la explotación sexual o laboral”.