La pequeña Andrea fallece en el Complexo Universitario de Santiago

Cuatro días después de que se procediera a la retirada de la alimentación artificial, la pequeña Andrea, aquejada de una enfermedad rara degenerativa incurable y en fase terminal, ha fallecido en Complexo Universitario de Santiago de Compostela.

Los padres de la pequeña reclamaron ante los Tribunales el derecho de la niña a dejar de sufrir y afrontar una muerte digna, ante la primera negativa del hospital y la reticencia de los pediatras. Finalmente, los médicos procedieron a retirarle la alimentación artificial que mantenía a la pequeña con vida y a sedarla, y solo cuatro días después se ha producido el fatal desenlace que esperaban pero que permitirá descansar a la pequeña.

Tras el fallo de los Tribunales, la familia de Andrea agradeció las muestras de cariño recibidas y sentenció, “Se empezó a cumplir la voluntad de mi hija, no seguir sufriendo”.